24 de mayo de 2019

La muerte de cuatro jóvenes argentinos en manos de agentes de policía reabre la herida del abuso de la fuerza

La muerte de cuatro jóvenes argentinos en manos de agentes de policía reabre la herida del abuso de la fuerza
REUTERS / AGUSTIN MARCARIAN - ARCHIVO

BUENOS AIRES, 24 May. (Notimérica) -

Lo que trató de presentarse como un trágico accidente de tráfico en una pequeña comunidad cercana a la capital argentina, ha resultado ser uno más de los casos de abuso de la fuerza de un grupo e agentes de las autoridades policiales argentinas, desde hace años manchadas por este tipo de delitos.

Esta semana, el pequeño municipio de San Miguel del Monte despedía a tres jóvenes vecinos y compañeros de la secundaria, dos de ellos menores de edad --de 13 y 14 años--, fallecidos en la noche del domingo presuntamente tras chocar el vehículo en el que viajaban contra la parte trasera de un camión que se encontraba estacionado, recoge 'El País'.

El viejo Fiat 147, el automóvil del suceso, quedó destrozado tras el accidente, del que solo hay una superviviente, una adolescente de 13 años que se encuentra en estado muy grave. La velocidad a la que se produjo el impacto, sin embargo y en contra del testimonio de la policía a los medios de comunicación, respondía a una persecución.

Según indica el citado medio, las víctimas huían a toda velocidad de una camioneta de la policía que los perseguía después de que se les hubiera dado la voz de alto y los jóvenes la hubieran desobedecido. Asimismo, los agentes aseguraron que no se produjo ningún tipo de tiroteo, una versión de los hechos que fue desmentida a base de pruebas.

Un vídeo de seguridad, aportado por la intendencia a los fiscales, muestra cómo uno de los cuatro policías que se encuentra dentro de la camioneta, se asoma por una de las ventanillas y apunta al vehículo de los jóvenes con algún tipo de objeto. Los policías indicaron que se trataba de una linterna, pero las autoridades no lo han creído.

Por otro lado, los forenses hallaron en el cuerpo de uno de los fallecidos una bala, al tiempo que las autoridades del caso encontraron al menos tres agujeros de disparos en los resto del auto. De esta forma, se supo que los chicos huían de los disparos de las autoridades. Siete de los presuntos policías implicados, entre ellos los tres que iban en la camioneta, han sido detenidos.

El municipio de San Miguel del Monte está consternado por los hechos. Este martes por la noche, decenas de personas lanzaron piedras a la comisaría y atacaron a varios de los policías de esta, a los que acusaron de borrar las pruebas, recoge el diario 'El País'.

"Cuando hay un cuerpo tiene que venir el forense y ellos levantaron todo en cinco minutos. Entiéndame lo que han hecho. Tiraban los nenes arriba de la ambulancia, no había ninguno con vida y los levantaron como a los perros. Para las 4 de la mañana no había nada", denunció a los medios locales Juan Carlos Sansone, padre de una de las víctimas, Danilo, de 13 años.

El fiscal general, Héctor Bogliolo, ha indicado que los adolescentes muertos no mostraron actitud sospechosa y que "la Policía dice que no respondieron a una voz de alto, pero es probable que si esa voz de alto existió los chicos no hubiesen escuchado nada por la manera en la que estaban cantando". Asimismo, añade que un sospechoso no responda "no amerita el uso de arma de fuego", advirtió el fiscal.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Sociedad