20 de julio de 2012

Un muerto por los enfrentamientos con los indígenas en una zona rural de Caloto

BOGOTÁ, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una persona ha muerto como consecuencia de los enfrentamientos que se han producido este jueves entre la Fuerza Pública y las comunidades indígenas en la vereda de Huasanó, una zona rural del municipio de Caloto, ubicado en el departamento de Cauca, suroeste de Colombia.

La víctima mortal ha sido identificada como Mauricio Largo, de 28 años de edad, un residente en la Vereda Venadillo, en Caloto, cuya implicación en el conflicto regional se desconoce, según informa Caracol Radio.

Además, otras tres personas, de las que no se conocen datos, han resultado heridas en el marco de los enfrentamientos y han sido trasladadas al Hospital Niña María de Caloto.

Los enfrentamientos comenzaron el miércoles, cuando una turba de indígenas asaltó y desalojó el campamento militar de Huasanó, ubicado entre los municipios de Toribío y Caloto, por segunda vez en 24 horas.

El comandante de la Fuerza Pública desplegada en Cauca, el general José Alberto Jerez, ha anunciado que denunciará ante organismos internacionales el uso de dagas y flechas por parte de los indígenas contra los uniformados.

Desde hace dos semanas, la Fuerza Pública y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se enfrentan en Cauca, después de que la guerrilla lanzara una de sus peores ofensivas contra el departamento. Los indígenas han intervenido, pidiendo a ambos que cesen las hostilidades y abandonen la región.

El conflicto se ha agravado esta semana, cuando los indígenas del municipio de Toribío, el mas afectado por la violencia, han comenzado a desmantelar las bases del Ejército y la Policía y han desalojado a los efectivos por la fuerza.

De momento, los enfrentamientos se han saldado con 3.000 desplazados solo en Toribío y indígena muerto y al menos tres bajas en la Fuerza Pública, con la muerte de dos militares al caerse su avión en el municipio de Jambaló y la de un policía en un ataque de las FARC en Bolívar.

En este contexto, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha advertido de que no desmilitarizará "ni un solo centímetro del territorio de Cauca", ni del resto del país, desoyendo así las demandas indígenas.