23 de febrero de 2015

Neil Patrick, en calzoncillos en la gala de los Oscar

Neil Patrick, en calzoncillos en la gala de los Oscar
MIKE BLAKE / REUTERS

   LOS ÁNGELES, 23 Feb. (Notimérica) -

   Era su primera ceremonia como presentador de la Gala de los Oscar, y el actor Neil Patrick Harris logró sorprender a los asistentes a la ceremonia, celebrada en el teatro Dolby de Hollywood, al aparecer en el escenario sin más vestimenta que unos calzoncillos blancos y zapatos y calcetines negros.

    Patrick abrió así la noche más importante del año de Hollywood con una fugaz pero aguda broma a la selección homogénea de los nominados, antes de lanzarse a un inspirado saludo musical a la magia de las películas.

     "Esta noche honramos a lo mejor y lo más blanco, lo siento, más brillante de Hollywood", bromeó Harris, que conducía por primera vez los Oscar, recibiendo carcajadas que parecieron romper con el habitual nerviosismo inicial entre la realeza del espectáculo que llenaba el auditorio del Teatro Dolby

   Patrick, de 41 años de edad, había desfilado previamente por la famosa alfombra roja junto a su marido, el también actor y chef estadounidense David Burtka, vistiendo un elegante esmoquin gris.

   Pero una vez en el escenario, provocó las carcajadas de los asistentes al aparecer prácticamente desnudo para presentar uno de los premios. Así, el cómico de 'How i met your mother' emuló la escena de Birdman en la que Michael Keaton pierde la bata y tiene que caminar en calzoncillos por las calles de Nueva York.

   En su debut como presentador de la Gala de los Oscar, Patrick arrancó con un show musical y siguió con una larga lista de gags, si bien el que más impacto provocó en el público fue cuando apareció prácticamente desnudo.

     La broma de apertura fue una referencia a las críticas que enfrentan los votantes del Oscar en esta ocasión por no haber nominado a un solo artista de color en cualquiera de las categorías de actuación, algo que no había ocurrido en muchos años.

     Sin perder un instante, Harris, de 41 años, hizo la transición a un homenaje de apertura de canto y baile a las películas, haciendo gala de sus dotes como intérprete de comedia musical en vivo, y un esfuerzo consciente de los productores del show para conectar con los espectadores más jóvenes y expertos en tecnología.

    "Echa un vistazo al glamur y brillo / gente twitteando en twitter, y nadie está borracho y amargado todavía / porque nadie ha perdido", cantó.

    Antes de que el número hubiera terminado, Harris fue acompañado por la actriz Anna Kendrick, una de las estrellas de la película musical de cuento de hadas "Into the Woods", y luego por Jack Black.

    La presentación terminó con aplausos, cuando Harris hizo notar una gran paradoja del Oscar: que pocas de las películas más honradas en los Premios de la Academia son éxitos taquilleros.

    Una excepción notable este año, como Harris hizo notar, fue "American Sniper", que recaudó al menos la mitad de la taquilla obtenida en conjunto por los otros siete nominados a mejor película, informa Reuters.

    "Para poner esto en perspectiva, todo el mundo en este lado de la sala son los otros siete candidatos, y 'American Sniper' es Oprah", explicó, y mientras la cámara enfocaba a una perpleja Oprah Winfrey, agregó, "Porque eres rica".

     Harris, que ha ganado tres Emmy por ser el anfitrión de los Premios Tony de Broadway, fue reclutado por los productores del Oscar con la esperanza de convertirlo en un puente entre los aficionados de mayor edad al cine y los espectadores más jóvenes que los premios de la Academia han tratado de atraer desesperadamente en mayor número.

     Harris tiene muchos seguidores jóvenes gracias a su papel en la exitosa comedia de CBS "How I Met Your Mother".

    Una señal evidente del intento de captar a los espectadores más jóvenes fue la presentación musical del dúo pop Tegan and Sara, al que se sumó a la ex estrella de "Saturday Night Live" Andy Samberg y el trío Lonely Island para ofrecer una versión del tema "Everything Is Awesome".

   La cámara seguía a Harris mientras caminaba a través de un pasillo haciéndose fotos con algunas personas tras bambalinas y firmando autógrafos antes de aparecer sobre el escenario frente al sorprendido público. "La actuación es una profesión noble", señaló.