22 de marzo de 2007

Nicaragua.- Un fallo judicial contra una enfermera desata protestas y huelgas en el sistema sanitario de Nicaragua

MANAGUA, (EP/AP)

Un fallo judicial que envió a la cárcel a una enfermera por supuesta "negligencia profesional" desató este jueves protestas y huelgas momentáneas en hospitales de la capital para pedir su libertad.

La jueza Ariadna Lezama dictó una sentencia de un año de prisión a la enfermera María Magdalena Sandoval, de 41 años, después que hallarla culpable de negligencia en la muerte de la paciente octogenaria Rosa Galeano, que cayó desde una cama de un hospital donde estaba ingresada por padecimientos coronarios.

La jueza se negó a darle a la acusada el beneficio de "casa por cárcel", como lo solicitó su defensa, y la mandó a cumplir la pena en la cárcel de mujeres La Esperanza, en las afueras de la capital.

A raíz de la decisión judicial, los médicos y enfermeros de los principales hospitales de Managua iniciaron paros de protesta, cerraron la atención de consultas externas, y sólo atienden las llamadas de urgencias.

"No es justo que se trate así a un trabajador de la salud. No es correcto que se condene a una compañera como que fuera una delincuente. Rechazamos que se nos trate como delincuentes", dijo a los periodistas el director del Hospital Roberto Calderón, Ariel Herrera.

Según la denuncia de familiares de la fallecida, en abril de 2006 la anciana fue ingresada por problemas coronarios y la enfermera, tras administrarle un fármaco, olvidó poner la barandilla de la cama, por lo que cayó provocándose lesiones que le causaron la muerte.

La ministra de Salud, Maritza Cuan, dijo que analizaría, junto a su equipo de asesores legales, las posibles acciones a ejecutar para ayudar a la enfermera, aunque no opinó sobre la condena.