30 de agosto de 2007

Nicaragua.- El Ministerio de Salud prohíbe interrumpir el embarazo a una niña de nueve años violada por un familiar

MANAGUA, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una junta médica del Ministerio de Salud de Nicaragua ha resuelto prohibir la interrupción de un embarazo de 27 semanas de gestión a una niña de nueve años que fue violada por un familiar en una zona rural del país, donde está penalizado el aborto terapéutico.

"No queda más que prepararse y esperar el parto", indicó Susy Mayorga, la doctora del Ministerio de Salud que presidió la junta médica, quien reconoció que el proceso de gestación está siendo complicado, aunque hasta el momento la salud de la niña es "estable".

La menor está recibiendo atención médica y psicológica en la ciudad de Bluefields, donde se conformó una comisión integrada por el Ministerio de Salud, el Ministerio de Familia, el centro de mujeres Ixchen y otros miembros de la Red de Mujeres contra la Violencia.

La ministra de la Familia, Rosa Adilia Vizcaya, aseguró que en las próximas horas la niña será traslada a Managua tras comprobarse que en Bluefields no existen las condiciones necesarias para el cuidado de la menor embarazada.

La Red de Mujeres contra la Violencia ha denunciado que en el primer semestre del año en la Comisaría de Mujer, Niñez y Adolescencia de Bluefields han atendido 82 denuncias por violencia sexual, de las cuales el 97,5 por ciento son mujeres.

"La principal forma de violencia sexual es la violación y la mayor parte de las víctimas son niñas de 13 a 17 años. Lo más preocupante es que sólo 14 autores de estos delitos están en prisión", afirma la Red en declaraciones a un diario local recogidas por Europa Press.

La niña reside con su familia en una comarca de la Región Autónoma del Atlántico Sur de Nicaragua, pero tras la violación y el embarazo tuvo que ser traslada a Bluefields, donde instituciones del Estado tomaron de oficio el caso.