14 de mayo de 2007

Nicaragua.-Niño nicaraguense con graves malformaciones de nacimiento llega a Valencia para recibir una pierna artificial

VALENCIA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Un niño nicaragüense de 9 años con graves malformaciones de nacimiento e hijo de una familia sin recursos ha llegado a Valencia para serle implantada una pierna artificial, en una iniciativa de la fundación Dasyc financiada la empresa Ortoprono, según informaron hoy fuentes del Arzobispado.

El niño y su madre llegaron ayer por la tarde por vía aérea al aeropuerto de Manises y esta mañana visitaron la sede de Ortoprono para comprobar su estado general y tomarle las medidas para la prótesis. Ariel Alexander Mena, que carece de su pierna derecha y sufre malformaciones también en sus manos, y su madre serán acogidos durante su estancia de una semana en Valencia por un voluntario de Dasyc.

En la actualidad, Ariel Alexander tiene una prótesis "muy precaria, con una bota grande con plataforma que no le permite demasiada movilidad", mientras que la que le colocará Ortoprono, sin embargo, "permite la movilidad del tobillo y de la rodilla, y sus dimensiones serán proporcionadas, por lo que podrá ponerse un calzado normal". Así, la nueva pierna artificial, fabricada de titanio y espuma, tiene un pie acumulador de energía y está recubierta con una funda cosmética con media "para que la apariencia sea lo más similar posible a la de una pierna", según explicaron las mismas fuentes.

Después de recibir la pierna artificial, el menor regresará a Nicaragua y "se llevará consigo varias piezas de recambio de su prótesis para que pueda durarle más tiempo", según señalaron fuentes de la fundación Dasyc. Asimismo, Ortoprono "le proporcionará nuevas prótesis gratuitamente a medida que vaya creciendo y necesite cambiarlas", según las mismas fuentes.

Los padres de Ariel Alexander no pueden costear una prótesis así, ya que apenas tienen recursos económicos ya que el matrimonio y sus cuatro hijos viven en un suburbio de la ciudad nicaragüense de Granada, en una casa con piso de tierra y de tres habitaciones que comparten con otras tres familias, indicaron.

A pesar de sus múltiples dificultades, destacaron, "Ariel es un niño muy activo, sueña con ser piloto, ha ganado un premio escolar de poesía, incluso juega al fútbol y es muy querido y popular en su barrio, donde le llaman cariñosamente 'campeón'".

La fundación Dasyc, entidad de inspiración cristiana creada en 1994 para promover programas de desarrollo humano y social, ha contado con la colaboración de la ONG nicaragüense San Francisco de Asís para gestionar el traslado de Ariel Alexander a Valencia.

La fundación Dasyc y la empresa Ortoprono recibió en 2006 el premio de Acción Social que concede la Feria de Acción Social de la Empresa en Valencia por su ayuda solidaria a niños que carecen de cobertura sanitaria en sus países y de recursos económicos suficientes para adquirir las prótesis que necesitan.