29 de julio de 2015

Zion Harvey, el primer niño en recibir un trasplante doble de manos

   FILADELFIA, 29 Jul. (Notimérica) -

   Zion Harvey vive en Baltimore, Maryland, y perdió sus manos y sus pies a causa de una grave infección cuando solo tenía dos años de edad. Ahora, a sus ocho años, el pequeño se ha convertido en el paciente más joven del mundo en someterse a un doble trasplante de manos.

   La intervención, de 11 horas de duración, fue realizada por un equipo médico liderado por el doctor L. Scott Levin y formado por 40 personas, incluyendo enfermeras, personal de cirugía ortopédica, cirugía plástica y reconstructiva, anestesiología y radiología. La operación se llevó a cabo en el Children's Hospital of Philadelphia a principios de este mes de julio, según medios locales, pero no se había hecho publica hasta ahora.

   El pequeño se ha sometido a varios trasplantes a lo largo de su corta vida. A causa de la infección que padeció, Zion recibió con 4 años un riñón donado por su madre y fue necesario que le proporcionaran unas prótesis en las piernas que le permiten caminar.

   Sin embargo, todo esto no ha impedido al niño hacer una vida normal, dentro de sus posibilidades, y Zion puede tocar la guitarra, jugar al fútbol, manejar aparatos eléctricos, jugar a videojuegos y alimentarse por sí mismo.

   A pesar de esto, el pequeño no podía realizar otras muchas actividades y por ello su madre acudió a Shriners Hospitals for Children en Filadelfia en busca de protesis que permitieran a su hijo tener una vida como la de cualquier otro niño de su edad. Fue entonces cuando se plantearon la posibildad de recurrir a un trasplante.

   Los médicos necesitaban encontrar unas manos que fueran compatibles con Zion y asegurarse de que la operación era viable para él. El hecho de que el niño se hubiese sometido a un trasplante de riñón redujo la preocupación de los doctores, puesto que Zion tomaba ya medicamentos para evitar el rechazo del órgano.

   "El éxito del primer trasplante doble realizado a un adulto en 2011, nos dio la base para adaptar las técnicas y coordinar los planes requiridos para adaptar este complejo procedimiento en un niño", afirmó Levin, jefe del Departamento de Cirugía Ortopédica de Penn Medicine y director del Programa de Trasplantes de mano del Children's Hospital of Philadelphia.

   Tanto Zion, como su familia y el equipo médico se han mostrado satisfechos y emocionados por el éxito de la operación. "Este es un paso monumental. Yo personalmente espero que podamos ayudar a muchos más pacientes como Zion en el futuro", añadió Levin.

   Al niño de 8 años le espera ahora un largo proceso de recuperación y meses de terapia antes de poder disfrutar de sus nuevas manos.