31 de diciembre de 2015

'El Niño', igual de poderoso que el peor fenómeno meteorológico de la historia

MADRID, 31 Dic. (Notimérica) -

El fenómeno meteorológico conocido como 'El Niño', que está azotando al continente americano, llegará a ser tan devastador como el de los años 1997 y 1998, considerado el peor de la historia hasta el momento.

Son las predicciones realizadas por la NASA, que asegura que "El Niño no muestra signos de retroceder". Este hecho, junto a las altas temperaturas registradas en la superficie oceánica, así como en el hemisferio norte, auguran que será tan "grande y poderoso" como el de años atrás.

Generalmente este fenómeno natural alcanza su momento más agudo a finales de año, pero sus efectos se sienten a lo largo de la primavera del hemisferio norte y pueden durar hasta los 12 meses siguientes. Sin embargo, el de este año no da señales de disiparse.

"No hay duda, son muy similares. Los fenómenos de 1982-1983 y 1997-1998 fueron los de mayor impacto en el anterior siglo y en muchas maneras parece que ahora vemos una repetición", explicó a BBC Mundo el experto de la NASA William Patzert. "Los impactos serán enormes", añade.

En cuanto a las altas temperaturas de la masa oceánica, en concreto del Pacífico, la agencia espacial explica que es un indicador de que existe una gruesa capa de agua caliente.

En los mapas comparados de 1997 y 2015, generados por satélite, se ve "el patrón clásico" del fenómeno cuando ya está casi o completamente desarrollado. Según la NASA, la similitud entre ambos es "sorprendente".

La acumulación de agua caliente y tibia atrae los nubarrones y las tormentas que ya comenzaron a producirse en parte de América Latina, fundamentalmente en países por debajo la línea del Ecuador, son una clara muestra de ello.

Otra consecuencia es el bajo nivel de lluvias en el sudeste asiático, lo cual contribuyó a la multiplicación de grandes incendios que han cubierto de humo a la región desde hace unas semanas.

Y sobre las altas temperaturas del planeta en general, no hay duda de que el calentamiento global está influyendo negativamente en los efectos de 'El Niño'.

"El planeta está más caliente ahora, eso es un hecho importante. Un planeta más caliente genera consecuencias más peligrosas, eventos más extremos", precisó el analista de la NASA.

Por esta razón el hemisferio norte está registrando temperaturas mucho más altas de lo habitual. En concreto en Estados Unidos los efectos de 'El Niño' se sentirán entre enero y marzo del nuevo año.

Otro ejemplo es que en Francia se registró un récord histórico sólo por debajo del de 1997 el día de Navidad; e incluso en el Polo Norte, donde este 30 de diciembre se estima que la temperatura ha estado por encima de los 0 grados Celsius, cuando lo normal son -25 ºC.

Situación contraria se está viviendo en México, donde está causando inusuales tormentas que han llegado a cubrir de nieve el país.

En Sudamérica y Centroamérica, señala el investigador, los efectos ya se han visto con las grandes inundaciones de las últimas semanas y se prolongarán al menos tres meses más.

El científico señaló que a pesar de los pronósiticos existe mayor infraestructura y avances científicos para tomar previsiones cada vez mejores ante la llegada del fenómeno climático.

Sin embargo, lo más probable es que las consecuencias de 'El Niño' se prolonguen durante la mayor parte del próximo año en forma de inundaciones, epidemias o sequía prolongada, fundamentalmente en Sudamérica.