3 de diciembre de 2015

Nisman estaba de buen ánimo horas antes de su muerte, según su secretaria

BUENOS AIRES, 3 Dic. (Notimérica) -

La secretaria del fiscal de la causa del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) Alberto Nisman --muerto en extrañas circunstancias-- ha declarado que el fiscal se encontraba de buen ánimo horas antes de su muerte y que incluso le encomendó tareas.

Nisman tenía previsto comparecer ante el Congreso al día siguiente de morir, después de considerar que el Memorándum de Entendimiento (MOE) firmado con Irán para destrabar la investigación del atentado contra la AMIA en Buenos Aires --en el que murieron 85 personas en 1994-- al considerar que en realidad este MOE escondía un acuerdo por el cual Argentina accedía a dilatar el proceso judicial a cambio de un canje de granos argentinos por crudo iraní.

Diez meses después del fallecimiento de Nisman, que la Justicia no descarta que fuera un suicidio, ha vuelto a declarar su secretaria, Soledad Castro, una de las últimas personas que lo vio con vida, según ha informado el diario argentino 'La Nación'.

La fiscal del caso, Viviana Fein y el secretario de la Fiscalía, Bernardo Chirichella, lamentaron que la testigo no hubiera ofrecido en anterior ocasión los detalles que ha brindado esta vez.

Castro, secretaria letrada de la fiscalía AMIA, indicó el martes que el sábado, el día previo a la muerte del fiscal, contactó con teléfono con Nisman durante todo el día y que él le anunció que la iba a necesitar el domingo a mediodía para cerrar la presentación de la denuncia ante el Congreso. Esta sería la última llamada.

La secretaria ha relatado que el fiscal se encontraba de muy buen ánimo ese día y que además de encomendarle tareas para el domingo, también le mandó trabajo para el resto de la semana.

Asimismo, la secretaria ha revelado que la denuncia contra el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se redactó en la Fiscalía, negando así las teorías que sostienen que la denuncia no habría sido redactada por el fiscal y habría llegado a sus manos.

En su declaración, Castro se centró en la denuncia contra el Gobierno. El secretario de la Fiscalía, por su parte, indicó que las declaraciones de la secretaria no trataban de la causa de la muerte del fiscal, mientras que el abogado de la madre de Nisman, Pablo Lanusse, acusó a la Fiscalía de no querer investigar la hipótesis de que Nisman fue asesinado por la denuncia que interpuso contra el Ejecutivo.

Por otro lado, el ex espía Alberto Mazzino declaró por la muerte de Nisman y justificó sus llamadas al ex jefe del Servicio de Inteligencia argentino (SIDE) en las horas previas al hallazgo del cuerpo del fiscal, porque, según aseguró, trabajaron juntos 12 años y solían hablar.

EL CASO DE NISMAN.

El fiscal Nisman fue encontrado muerto en el cuarto de baño de su casa con un disparo en la cabeza el 18 de enero, cuatro días después de que denunciara a la presidenta argentina y al ministro de Exteriores, Héctor Timerman, por encubrir a los sospechosos iraníes del atentado contra la AMIA.

La Casa Rosada, por su parte, ha acusado al ex director de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia argentina Jaime Stiuso de proporcionar información falsa a Nisman para que denunciara a la presidenta argentina.

La última prueba oficial realizada por los expertos forenses apunta hacia la hipótesis del asesinato. El cuerpo del fiscal no tenía restos de pólvora, por lo que lo más razonable es que otra persona disparara el arma.

Sin embargo la fiscal del caso cree que estas pruebas no son concluyentes porque es imposible reproducir la escena del crimen con exactitud. Aunque muchos dudan en Argentina de la objetividad de la Fiscalía, Fein defiende que lleva a cabo su trabajo con máxima precisión y objetividad.

Para leer más