2 de noviembre: Día de Muertos en México, ¿cuál es el motivo de esta celebración?

  • 2 de noviembre: Día de Muertos en México, ¿cuál es el motivo de esta celebración?
< 2 de noviembre de 2018 NOTIMÉRICA

   CIUDAD DE MÉXICO, 2 Nov. (Notimérica) -

   Declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México por la UNESCO en el año 2008, el Día de Muertos en México es una tradición consagrada de la cultura Azteca de origen prehispánico que expone a la muerte como parte de la vida y que se celebra cada 2 de noviembre.

   Se tiene certeza que desde la época precolombina estas civilizaciones ya celebraban rituales que simbolizaban a la muerte utilizando cráneos de sus antepasados.

   La creencia popular consiste en que, durante este día, las almas de los fallecidos regresan a la vida, donde les esperan sus familiares con un ritual de veneración. Les homenajean con su comida y bebida favoritas e incluso con juguetes, en el caso de que sean niños.

FOTOGRAFÍA 1

   Durante la jornada, los cementerios se convierten en los lugares más transitados e iluminados de México. Las familias acuden, tanto por el día como por la noche, para llevar velas que colocan en las lápidas de sus seres queridos para iluminarles en el camino.

   COLORIDO DESFILE

   En el marco de la celebración, la capital Azteca se llena de color con el llamativo desfile que recorre las calles.

   Esta actividad atrae cada año alrededor de cuatro millones de visitantes al país, una cifra turística que beneficia muy positivamente a la economía de la ciudad.

   La famosa imagen de 'La Catrina' es la reina de este desfile aunque, también compiten por la expectación las carrozas, las marionetas, las mojigangas y los inflables.

FOTOGRAFÍA 2

   ¿QUIÉN ES LA CATRINA?

   También conocida como 'La Calabera Garbancera', es uno de los íconos más representativos de esta festividad que tiene como origen la crítica social ante las desigualdades e injusticias de las clases privilegiadas hacia el pueblo.

   Inspirada por el caricaturista José Guadalupe Posada, esta calavera sonriente fue concebida a principios del siglo XX.

FOTOGRAFÍA 3

   Caracterizada con un sombrero de ala ancha decorado con flores y una gran sonrisa, representa la burla hacia los vendedores de garbanzos que, en ese tiempo, se habían convertido en los nuevos ricos que querían imitar el estilo de vida europeo renegando de sus raíces indígenas.

Contador