21 de noviembre de 2014

La nueva reforma de inmigración de Obama: ¿buena para todos?

La nueva reforma de inmigración de Obama: ¿buena para todos?
MIKE BLAKE / REUTERS

NUEVA YORK, 21 Nov. (Notimérica) -

   El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, explicó ayer en un discurso desde la Casa Blanca a las 20.00 (hora local) todos los detalles de la nueva reforma de inmigración, que ha aprobado sin el apoyo del Congreso y que evitará que más de tres millones de inmigrantes sean deportados -por el momento-, aunque no todos son elegibles.

   Mientras que tres millones de inmigrantes serán elegibles para el programa de Obama el próximo año, la reforma excluye a aquellos que han estado en Estados Unidos menos de cinco años y aquellos que representan "una amenaza para la seguridad nacional, la salud pública y la seguridad fronteriza".

   Sin embargo, la orden del ejecutivo no libera de la deportación a las familias de los niños DACA -programa que suspende las deportaciones de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos como niños-, por eso podrían permanecer en el país niños sin sus familiares, según ha publicado la radio 'Public Radio International' (PRI).

   ¿Qué implica esto para los casi 11'4 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos? Según estima el Instituto de Políticas de Migración, casi 3'7 millones de inmigrantes más podrían evitar la deportación, sumando en total entre este programa y DACA unos 5'2 millones de personas.

   Según ha confesado el director de investigación del Centro de Estudios de Inmigración en Washington DC, Steven Camarota, hay dos "problemas fundamentales con la reforma". En primer lugar, "su lado inconstitucional", ya que el presidente "no tiene la autoridad de decir que no aplicará leyes en millones de personas que las violan".

   En segundo lugar, "las acciones del presidente costarán caro a los trabajadores estadounidenses más pobres", ya que "una vez que los inmigrantes ilegales tengan el permiso de trabajo", podrán concurrir a los trabajos "relativamente bien pagados", por eso, Camarota ha considerado que el presidente no "ha tenido en cuenta a los 26 millones de estadounidenses en edad de trabajar que no tienen más estudios que el instituto y que no están trabajando".

¿QUIÉNES SE BENEFICIAN DE LA REFORMA?

   Tras el anuncio oficial de Obama, muchos inmigrantes celebraron ayer que podrían salir de la sombra. Entre los beneficiados está el programa DACA, que suspende las deportaciones de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos como niños y ahora aplicará a personas que llegaron antes de 2010. Anteriormente sólo era aplicable a personas que habían llegado antes de 2007.

   Además, se facilitará que ciertos trabajadores altamente calificados permanezcan en el país. La inmigración debería ser "simple y eficiente", por eso, las propuestas del presidente incluyen visados para los emprendedores extranjeros que quieran comenzar negocios en Estados Unidos y ayudas para que los estudiantes extranjeros más prometedores en ciencias y matemáticas puedan permanecer en el país después de graduarse.

¿QUIÉNES NO SE BENEFICIAN DE LA REFORMA?

   Las autoridades migratorias de aquí en adelante pondrán énfasis en deportar a indocumentados recién llegados, aquellos con antecedentes judiciales y los que representen amenazas a la seguridad nacional. Además, se aumentan los recursos para fortalecer la seguridad fronteriza. Ahora se espera que sea más difícil cruzar la frontera como indocumentado.

   Los jóvenes que llegaron indocumentados al país como menores de edad después de 2010 y las demás personas que llegaron indocumentadas antes de 2010 pero no tienen hijos con residencia legal o ciudadanía estadounidense, tampoco se verán beneficiadas por las medidas de regularización anunciadas.

TAMBIÉN TE PODRÁ INTERESAR...

Obama denuncia un sistema migratorio "roto" y anuncia acciones ejecutivas para reformarlo

Para leer más