10 de mayo de 2019

¿Por qué el número de homicidios contra periodistas baja en todo el mundo excepto en México?

¿Por qué el número de homicidios contra periodistas baja en todo el mundo excepto en México?
TWITTER

CIUDAD DE MÉXICO, 10 May. (Notimérica) -

En lo que va de 2019 se registró una disminución considerable de homicidios cometidos contra periodistas comparado con el mismo período del año anterior. Con un 56% menos de víctimas, el mundo parece haberse concienciado de la necesidad de proteger a la prensa. En México esta concienciación aún no ha llegado.

Desde el 1 de enero hasta el 30 de abril, se produjeron 20 asesinatos a periodistas en 12 países. El año pasado en el mismo período se registraron 46. La actual es la cifra más baja desde 2006, según informó la Campaña Emblema de Prensa (PEC, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, México y Afganistán concentran la mitad de los casos del año, seis en el país iberoamericano y cuatro en la nación ubicada en el corazón de Asia.

"Países donde se daba el mismo fenómeno que en México, como Colombia o Brasil, mejoraron sus sistemas de justicia y redujeron la impunidad. Lo mismo ocurrió como sus modelos de prevención y protección a trabajadores de prensa", indicó a la agencia 'Sputnik' el presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) Roberto Rock.

"En México, en cambio, la fórmula es al revés: no se cumplen los protocolos internacionales básicos para que esto no suceda", añadió.

Para el presidente del SIP, la situación mexicana se produce por la existencia de fallas en tres niveles: el Estado federal, los Gobiernos estatales y las empresas de medios de comunicación.

"La autoridad central se encuentra rebasada a la hora de dar protección adecuada, las locales miran hacia otro lado cuando hay periodistas amenazados; y los medios no otorgan condiciones laborales elementales y no evitan los roces de sus trabajadores con el crimen organizado", explicó Rock.

La organización Reporteros Sin Fronteras sitúa al país azteca en el puesto 144 de 180 en su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019. Además, determina que sigue siendo uno de los países más mortíferos del mundo para los trabajadores de la comunicación.

"Si los periodistas cubren temas relacionados con la corrupción de las autoridades o con el crimen organizado, padecen intimidaciones, agresiones, pueden ser asesinados a sangre fría", asegura la organización.

Por su parte el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), señala que el 83% de los casos ocurridos desde 1992 quedan impunes.

Para leer más