20 de septiembre de 2009

Obama dice reforma salud no subirá impuestos clase media

Por Steve Holland y Patricia Zengerle

WASHINGTON (Reuters/EP) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama insistió el domingo que puede reformar el sistema de salud del país y mantener su promesa de campaña de no elevar los impuestos más que a los estadounidenses más ricos, en una serie de apariciones en medios de comunicación.

Obama concedió entrevistas el domingo a cinco programas de conversación para impulsar sus planes, los que él y sus compañeros demócratas están determinados a promulgar pese a la falta de apoyo republicano.

En las entrevistas grabadas el viernes, dijo que no habrá alzas de impuestos a la clase media e intentó instalar definiciones claves para un debate que ha durado meses y que podría encontrarse en sus últimas semanas.

Un sondeo de Gallup de esta semana reveló que un 60 por ciento de estadounidenses no cree que el Gobierno pueda expandir la cobertura de salud sin elevar impuestos a la clase media o degradar la calidad del servicio. Un 38 por ciento sí lo cree posible.

El sistema de salud de Estados Unidos es el más caro del mundo, con 2,5 billones de dólares representa cerca de un sexto de la economía, aunque se queda atrás en calidad con respecto al de otros países industrializados.

El estudio de la fundación Kaiser Family descubrió que la cobertura del seguro para una familia promedio cuesta 13.375 dólares al año y que las primas se han incrementado en un 138 por ciento durante la última década.

En Estados Unidos, 46 millones de personas carecen de algún seguro de salud, dejándolos con el riesgo de una catástrofe económica si es que enferman.

En el programa de CBS "Face the Nation", el mandatario mantuvo su promesa de no elevar impuestos para personas que ganen menos de 250.000 dólares al año. Dijo que gran parte de la reforma se puede financiar erradicando la basura y los abusos en el actual sistema de salud.

"Aún puedo mantener la promesa porque, como he dicho, cerca de dos tercios de lo que estamos proponiendo saldría del dinero que está actualmente en el sistema de salud pero que está siendo malgastado. Y como ya he dicho, no es que esté haciendo afirmaciones sin asidero", agregó.

"GRAN PLAN DEL GOBIERNO"

Los republicanos reconocen problemas con la salud, aunque califican la propuesta de los demócratas como una intromisión innecesaria del Gobierno en el sector privado que elevaría impuestos a las personas y pequeños empresarios y recortaría ingresos a los de más edad.

"No existe debate en Washington, o alrededor del país, sobre la necesidad de que arreglemos nuestro sistema de salud. No funciona bien para todos (...) y cuesta mucho", dijo el líder republicano John Boehner en el programa de televisión "Meet the Press" de la cadena NBC.

"Pero podemos arreglar nuestro actual sistema, podemos hacer que funcione mejor, no tenemos que deshacernos de él y tener este gran plan del Gobierno", agregó.

La campaña de salud de Obama ha provocado escandalosas manifestaciones de estadounidenses escépticos del plan. El representante republicano Joe Wilson le gritó "Usted miente" a Obama durante su reciente discurso en una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos.

El episodio llevó al ex presidente Jimmy Carter a argumentar que Obama estaba siendo víctima de racismo, una tesis que el propio mandatario desechó.

"Usted sabe, creo realmente que tiene más que ver con el hecho de que hay algunas personas que piensan que el Gobierno no puede hacer nada. Como dije, hay algunas personas que sólo quieren vencerme políticamente, pero no hay nada nuevo en eso", dijo Obama a Univision.

Obama dio las entrevistas antes de partir hacia Nueva York y Pittsburgh a eventos en los que se concentrará en política exterior y economía global.