20 de diciembre de 2018

El Observatorio Paranal de Chile acogerá el Conjunto de Telescopios Cherenkov-Sur

El Observatorio Paranal de Chile acogerá el Conjunto de Telescopios Cherenkov-Sur
ESO

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio Europeo Austral (ESO) y el Observatorio Cherenkov Telescope Array (CTA) han firmado un acuerdo para que el conjunto del hemisferio sur de este instrumento se instale cerca del Observatorio Paranal de ESO, en Chile. Además, ESO y el Gobierno de Chile han firmado un acuerdo que permite a ESO albergar este nuevo telescopio dentro del Observatorio Paranal. El acuerdo ha sido suscrito por el director del Observatorio CTA, Federico Ferrini, y el director general de ESO, Xavier Barcons.

Esto permitirá que el observatorio de rayos gamma más ambicioso del mundo pueda acceder, no sólo a las condiciones de observación prístinas de Chile, sino también a las avanzadas infraestructuras, experiencia y servicios de ESO, que será el responsable de operar la instalación en nombre del Observatorio CTA y sus miembros.

El conjunto CTA es un instrumento terrestre de nueva generación diseñado para detectar rayos gamma de muy alta energía, con telescopios en los hemisferios norte y sur. Los rayos gamma son radiación electromagnética de muy alta energía emitida por los objetos más calientes y extremos del universo: los agujeros negros supermasivos, las supernovas y tal vez incluso restos del Big Bang.

Con este acuerdo, el Observatorio del CTA podrá comenzar a construirse en su ubicación del hemisferio sur. El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) albergará la sede del conjunto norte del CTA en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma (España). Se espera que la construcción de ambos conjuntos de telescopios, tanto en el norte como en el sur, comience en el año 2020.

La ubicación austral del CTA está a tan solo 11 kilómetros al sudeste de la ubicación del telescopio VLT, en el Observatorio Paranal de ESO, en el desierto de Atacama, y a solo 16 kilómetros del lugar de construcción del próximo telescopio ELT.

Esta es una de las regiones más secas y aisladas en la tierra, un paraíso astronómico. Además de las condiciones ideales para la observación durante todo el año, instalar el CTA en el Observatorio Paranal le proporciona las ventajas de poder aprovechar la infraestructura de ESO.

Los conjuntos de telescopios Cherenkov que existen actualmente, sensibles a los rayos gamma de muy alta energía, consisten en un pequeño número de telescopios individuales, pero el CTA --con un área colectora más grande y una excelente resolución angular-- será el conjunto más grande y más sensible de telescopios de rayos gamma del mundo. Detectará los rayos gamma con una precisión sin precedentes y será diez veces más sensible que cualquiera de sus predecesores.

Aunque la atmósfera terrestre impide que los rayos gamma lleguen a la superficie, los espejos y cámaras de alta velocidad del CTA captarán los breves flashes azules de la misteriosa radiación de Cherenkov, producida cuando los rayos gamma interaccionan con la atmósfera de la Tierra. Localizar la fuente de esta radiación permitirá trazar el origen cósmico de cada rayo gamma.

El alcance científico de CTA es muy amplio: desde entender el papel de las partículas cósmicas relativistas hasta la búsqueda de materia oscura. CTA explorará el universo extremo, sondeando entornos que van desde las inmediaciones de los agujeros negros a los vacíos cósmicos en las escalas más grandes. Incluso puede llevar a una nueva física que estudie la naturaleza de la materia y las fuerzas más allá del modelo estándar.

CTA operará desde dos ubicaciones, una en cada hemisferio, lo que le permite maximizar su cobertura del cielo nocturno. Cuando se complete la construcción, el Observatorio estará formado por más de una docena de antenas en el hemisferio norte y 99 antenas en el del hemisferio sur.

Para leer más