22 de marzo de 2007

OEA.- La OEA ayuda a Centroamérica a crear una estrategia contra el crimen organizado

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Gobierno jamaicano organizan un seminario de tres días en Jamaica con el fin de abordar el problema del crimen organizado en el Caribe, fundamentalmente en lo que se refiere al tráfico de drogas, de personas y de armas, así como a las pandillas.

Para ello, durante tres días se reunirán en la bahía de Montego autoridades policiales y de justicia de los países de habla inglesa en el Caribe, además de las de Haití y Surinam. En el encuentro, también participarán expertos del Departamento de Seguridad Pública de la OEA y de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD).

En su intervención en la inauguración del evento, el ministro de Seguridad Nacional de Jamaica, Peter Phillips, subrayó la internacionalización del crimen organizado transnacional. Además, Phillips advirtió que "las soluciones no se puedan encontrar dentro de las definiciones tradicionales de la soberanía, ya que el crimen organizado opera realmente sin fronteras nacionales".

"Se necesita mayor cooperación dentro de la región, con Europa y Norteamérica, y con organizaciones internacionales", agregó Phillips.

Por su parte, el Secretario General Adjunto de la OEA, el embajador Albert Ramdin, destacó las vulnerabilidades particulares de la zona, por su ubicación estratégica entre regiones de gran producción y de consumo de drogas en el mundo.

Asimismo, indicó que el crimen organizado de la droga sirve como "catalizadora" para otras formas de violencia y de crimen y dijo que los Estados del Caribe necesitan compartir más información y aumentar la coordinación para enfrentar estas amenazas comunes.

En este sentido, Ramdin insistió en que "los requisitos para la seguridad pública y el imperativo de éxito en este esfuerzo demandan una estrategia coordinada y multilateral en el uso de recursos por y entre los Estados y organizaciones internacionales". Y aseguró que la OEA ayudaría en la consolidación de la cooperación en esta materia.

Durante la sesión de ayer, los grupos de trabajo tenían programado identificar las acciones específicas necesarias para combatir el tráfico de drogas, de armas y de personas, así como el problema de las pandillas.

Se trata de una información que servirá de base para el diseño por parte de la OEA de proyectos y programas que ayuden a enfrentar estas amenazas durante los dos próximos años. Los temas bajo discusión incluyen los vacíos en la legislación, mecanismos de cooperación, políticas públicas y otros recursos técnicos que pueden ser necesarios para la región.