21 de octubre de 2016

La ONCE presenta las herramientas para una "educación y tecnología accesibles a todos"

MADRID, 21 Oct. (Notimérica) -

La escuela inclusiva es el principal objetivo de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) en la educación de estas personas discapacitadas. Para conseguir esta inclusión tanto dentro como fuera del aula, se precisa de la necesaria tecnología para que los niños puedan realizar las mismas tareas que el resto de sus compañeros, que no queden rezagados y que esta tecnología sea accesible a ellos.

Estas herramientas que desde la ONCE han presentado en la conferencia 'Tecnología y discapacidad: Accesibilidad a los recursos educativos escuela inclusiva' en esta última jornada de SIMO EDUCACIÓN 2016 en la Feria de Madrid (IFEMA) se destinan con el objetivo de llegar no solamente a personas invidentes, sino también a personas con discapacidades auditivas y motoras.

Desde la ONCE, Julián García Villalobos ha explicado que la evolución de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que empezó como algo experimental y voluntario, ha acabado convirtiéndose en algo especializado, hasta formar parte de nuestra vida en todos las áreas.

Las TIC forman parte sine qua non de esta nueva sociedad de la información en la que nos encontramos, y por ello, la misión de las organizaciones que trabajan con personas discapacitadas, como en este caso, la ONCE, tienen que encargarse de acercar la tecnología a estas personas.

¿CÓMO AYUDAN LAS TIC?

Las TIC ayudan a las personas discapacitadas ofreciéndoles mayores posibilidades de acceso a la información, herramientas útiles para su aprendizaje, además de ser también un medio de comunicación.

La tecnología aporta elementos de participación en su contexto socio-escolar, así como ser una herramienta de socialización. También permite ampliar las posibilidades de elección de su formación, es decir, una orientación profesional que más tarde les brindará un mayor acceso al mundo laboral y por ello una herramienta totalmente inclusiva.

Los productos de apoyo a estas personas les garantizan los aspectos de la vida diaria, la movilidad, la comunicación, el acceso a la información, tiempo libre, ocio, rehabilitación y el aprendizaje.

Villalobos ha expresado que "hay que tener muy en cuenta las variables de cada discapacitado: si sus carencias son sensoriales, motóricas o cognitivas. Por ello hay que conocer en exactitud el tipo y grado de discapacidad, ya que según estas, las herramientas que se ofrecerán a cada persona serán unas u otras. Asimismo, hay que saber cuáles son las habilidades de cada uno, no solamente de qué carecen estos niños, sino también en que destacan para poder potenciar sus puntos más fuertes".

HERRAMIENTAS SEGÚN LA DISCAPACIDAD

Para las personas ciegas, existen, según ha explicado otro representante de la ONCE en esta feria, Francisco Martín García-Moroto, herramientas de software como son los lectores de pantalla, el talkback, el voiceOver --propio del sistema operativo iOS--, Orca y Narrator, de Windows.

El hardware, en cambio, proporciona a las personas invidentes lupas y magnificadores, una realidad aumentada y locuciones y audiodescripciones. Además, para personas con una ceguera total existe la impresora en braille.

No obstante, además de las personas ciegas, la ONCE también trabaja en la inclusión de las personas sordas proporcionando hardware como móviles, los audífonos, los bucles magnéticos, los audiovibradores táctiles, avisadores, las webcams y los implantes cocleares.

En cuanto al software destinado a las personas con discapacidades auditivas, existe la subtitulación para que estas puedan leer todo lo que se está diciendo, además de programas informáticos específicos para sordos.

Para aquellas personas con una discapacidad motórica, el hardware del que se dispone son teclados, ratones y botonaduras específicamente adaptados a sus necesidades, y en cuanto al software, García-Moroto ha hecho referencia a un escáner de teclado.