3 de abril de 2019

Las ONG ven "contraproducente" la decisión de EEUU de cortar la ayuda a Centroamérica: "Hará aumentar la migración"

Las ONG ven "contraproducente" la decisión de EEUU de cortar la ayuda a Centroamérica: "Hará aumentar la migración"
CONTACTO - ARCHIVO

BOGOTÁ, 3 Abr. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

La decisión del Gobierno estadounidense de cortar la ayuda a tres países de Centroamérica es "contraproducente" y probablemente se volverá en su contra y fomentará, en lugar de reducir, el flujo de migrantes hacia el norte que huyen de la violencia de las bandas y de pobreza, advierten las ONG.

El Departamento de Estado anunció el fin de semana que cumplirá con las repetidas amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de acabar con la ayuda exterior a programas en El Salvador, Guatemala y Honduras, países a los que se conoce como 'Triángulo Norte'. Trump ha criticado a los tres países por hacer poco para detener el flujo de migrantes y solicitantes de asilo, muchos de los cuales buscan una vida mejor en Estados Unidos.

Las organizaciones humanitarias que reciben fondos del Gobierno estadounidense para promover el desarrollo económico y social en El Salvador, Guatemala y Honduras consideran que la suspensión de la ayuda no solo hará poco bien sino que empeorará aún más las cosas.

"La gente a la que realmente va a perjudicar esto son las personas que son las más vulnerables de la región, incluidos pequeños agricultores y adolescentes que intentan evitar las presiones de unirse a las bandas y escapar de la violencia", subraya David Ray, vicepresidente de política y campañas de la ONG CARE.

"La pobreza, la violencia y la inseguridad, esos son exactamente los motores de la migración. Así que reducir esos programas parece ser contraproducente", subraya en declaraciones a Thomson Reuters Foundation.

Estados Unidos aporta cientos de millones de dólares cada año a proyectos de desarrollo en el Triángulo Norte, incluida la prevención de la delincuencia y la violencia de las bandas, esfuerzos para reforzar la agricultura y los sistemas de justicia, programas anticorrupción y capacitación laboral.

La ayuda exterior estadounidense a América Central se redujo a 527,6 millones de dólares este año desde los 655 millones en 2017, según el 'think-tank' Washington Office on Latin America (WOLA). La idea de Trump de reducir la ayuda a los tres países podría incrementar la migración hacia el norte a medida que empeoren las condiciones en casa, según los expertos.

A Trump "le preocupa la seguridad fronteriza", afirma Robert Zachritz, vicepresidente de campañas y relaciones gubernamentales de World Vision. "Si uno quiere resolver ese problema, lo que está proponiendo él es contraproducente", advierte.

IMPACTO EN LOS PROYECTOS EN CURSO

World Vision recibe unos 127 millones de dólares de financiación para proyectos en el Triángulo Norte. Por su parte, CARE tendrá que reducir sus esfuerzos en la región, que incluyen un proyecto que ayuda a los agricultores pobres en Guatemala a cosechar cultivos sostenibles. "Ese programa se vería gravemente limitado sin la financiación de Estados Unidos", reconoce Ray.

Pero la suspensión de la ayuda seguramente se tope con una fuerte oposición en el Congreso estadounidense, que debe aprobar el plan de Trump de cambiar las leyes de gasto que ya se han aprobado. Para conseguir la aprobación de los congresistas, la Administración Trump debe ofrecer un aviso formal explicando sus planes para redistribuir el dinero de la ayuda.

"Es el Congreso el que decide cuánta ayuda exterior Estados Unidos va a ofrecer", explica Adriana Beltrán, jefa del Programa de Seguridad Ciudadana de WOLA y experta en Centroamérica. "El Congreso tiene el control de la cartera, así que esto va a llevar a una feroz batalla", pronostica.

Rick Jones, asesor de la ONG Catholic Relief Services, que año pasado planeó proyectos en el Triángulo Norte que la ayuda de 34,4 millones de dólares financiados por el Gobierno estadounidense, también cree que un recorte de la ayuda fomentará la migración.

"Cortar la ayuda es algo equivocado moralmente y contraproducente", opina Jones. "Perjudicará los logros que se han hecho en la reducción de la violencia e incentivará más migración", alerta. Uno de los proyectos en peligro de su ONG ofrece formación y empleo a más de 5.000 jóvenes en comunidades pobres y afectadas por la violencia en Honduras y El Salvador, explica.

"Suspender la ayuda provocará una mayor inestabilidad en América Central, provocando incluso más migración", coincide Vicki Gass, asesora de políticas en Oxfam, una confederación de organizaciones que no recibe fondos de Estados Unidos.

"Sabemos que la gente se está yendo por la violencia generalizada, el devastador cambio climático, la corrupción endémica y la desigualdad económica sistémica. No abordar estos problemas fundamentales no es la respuesta", sostiene.

Para leer más