10 de mayo de 2019

La ONU, "alarmada" por el alto número de defensores de DDHH asesinados y acosados en Colombia

La ONU, "alarmada" por el alto número de defensores de DDHH asesinados y acosados en Colombia
VIOLAINE MARTIN/UN GENEVA/DPA - ARCHIVO

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Rupert Colville, portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ha mostrado su preocupación por el elevado número de activistas defensores de los Derechos Humanos que han sido asesinados, acosados o amenazados en Colombia.

"Estamos alarmados por el sorprendentemente alto número de defensores de los Derechos Humanos asesinados, acosados y amenazados en Colombia y por el hecho de que esta terrible tendencia parezca estar empeorando", ha afirmado Colville, en una rueda de prensa en Ginebra.

El portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha hecho un llamamiento a las autoridades de Colombia para que hagan "un esfuerzo significativo para abordar este patrón de acoso y ataques contra representantes de la sociedad civil y que adopten todas las medidas necesarias para afrontar la impunidad endémica en torno a estos casos".

Colville ha dicho que en los cuatro primeros meses de 2019 se han denunciado 51 asesinatos de defensores y activistas de los Derechos Humanos. "Esta impactante cifra sigue una tendencia negativa que se intensificó en 2018, cuando nuestro personal documentó los asesinatos de 115 defensores de los Derechos Humanos", ha señalado.

El portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha subrayado que estas violaciones de Derechos Humanos se han registrado con un "telón de fondo de estigmatización de defensores de los Derechos Humanos, especialmente contra aquellos que viven en zonas rurales.

"Estas regiones se caracterizan por una falta de servicios sociales básicos adecuados, altos niveles de pobreza, la existencia de cultivos ilegales, la presencia de grupos armados ilegales y de grupos criminales. Hay una necesidad urgente de afrontar las disparidades en el disfrute de todos los derechos, particularmente los derechos culturales, sociales y económicos, especialmente en zonas rurales", ha indicado Colville.

Entre los activistas que han sufrido acoso, agresiones o asesinatos, ha mencionado a líderes comunales, afrocolombianos, indígenas, ecologistas, periodistas, personas LGBTI y defensores de los derechos de los mujeres.

Tras dejar claro que los líderes comunales son "especialmente vulnerables", representando más del 70 por ciento de los asesinados, Colville ha asegurado que algunos activistas fueron atacados por su apoyo a la aplicación de algunos aspectos del acuerdo de paz, incluida la restitución de tierras, el programa de sustitución de cosechas y los derechos de las víctimas.

"Estamos preocupados porque, con la llegada de las elecciones locales en octubre, el número de ataques violentos podría aumentar incluso más", ha explicado.

Colville ha reconocido los pasos dados por el Gobierno para mejorar la protección de los defensores de los Derechos Humanos, con medidas como el nombramiento de jueces especializados, pero ha reclamado a las autoridades que "redoblen sus esfuerzos para ampliar y reforzar los esfuerzos para garantizar un entorno seguro y libre" para los activistas.

"A pesar de algunas acciones positivas por parte de la Fiscalía General, emplazamos al Estado a asegurar que todos los asesinatos, ataques y amenazas son debidamente investigadas y que los autores, incluidos los que los dirigen, son llevados ante la justicia", ha concluido.

Para leer más