23 de noviembre de 2011

ONU Mujeres publica una agenda política con 16 medidas para erradicar la violencia de género

ONU Mujeres publica una agenda política con 16 medidas para erradicar la violencia de género
COLPRENSA/VILLAMIZAR DUSSAN, SERGIO

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de ONU-Mujeres, Michelle Bachelet, ha publicado, con motivo de la conmemoración, este viernes 25 de noviembre, del Día Internacional contra la Violencia sobre las Mujeres, una agenda política con 16 medidas para erradicar la violencia de género que sufre el 75 por ciento de las mujeres del mundo en algún momento de su vida, y ha llamado a los líderes mundiales a movilizar voluntades políticas y recursos económicos para cumplirlas.

La presidenta de ONU-Mujeres ha destacado avances de las últimas décadas, como que 125 países ya cuentan con leyes específicas que penalizan la violencia doméstica, el Consejo de Seguridad ha reconocido la violencia sexual como táctica de guerra y el derecho internacional ha dado pasos, a su juicio "sólidos y sin retorno", para condenar y perseguir los delitos de violencia sexual durante y después de un conflicto.

No obstante, ha incidido en que este 25 de noviembre el mundo está "una vez más, muy lejos" del objetivo de conseguir que millones de mujeres vivan libres de violencia, ya que, tal y como ha destacado, "hoy 603 millones de mujeres y niñas viven en países donde la violencia doméstica aún no es considerada un delito" y seis de cada diez mujeres han sufrido violencia física y/o sexual en su vida.

"La violencia sexual sigue estando presente en países ya sea en tiempos de paz como en épocas de conflicto. El feminicidio azota nuestros países a diario, en algunos bajo la más absoluta impunidad. Más de 60 millones de niñas son obligadas a contraer matrimonio y 140 millones de niñas y mujeres sufren mutilación femenina, con todo lo que ello implica para su vida y salud. Más de 600 mil mujeres y niñas son traficadas a través de las fronteras cada año, la gran mayoría con fines de explotación sexual", ha detallado.

Por ello, para Bachelet ha llegado "el momento" de que los gobiernos de todo el mundo "asuman su responsabilidad" con acciones "concretas, transparentes y compromisos medibles" ya que erradicar la violencia sobre las mujeres "requiere de liderazgo, leyes eficaces y una justicia inequívoca para enjuiciar a los culpables y poner fin a la impunidad", y en esta línea va la agenda política que propone.

En concreto, la primera medida propuesta por Bachelet persigue que todos los Estados ratifiquen los tratados internacionales y regionales que protegen los derechos de las mujeres y de las niñas, así como adoptar y cumplir las leyes que pongan fin a la impunidad de quienes ejercen la violencia y reparen a sus víctimas.

En esta línea, impone crear planes nacionales de acción en los que se involucren tanto el gobierno como la sociedad civil, los medios de comunicación y el sector privado; "hacer que la justicia sea accesible para las mujeres y las niñas" y poner fin a la impunidad frente a la violencia sexual en los conflictos juzgando a los culpables y reparando a las víctimas.

Por otra parte, exige que se garantice el acceso universal a los servicios esenciales y, que en el caso de las mujeres, se preste atención a sus "necesidades urgentes e inmediatas" con líneas de emergencia gratuitas que trabajen las 24 horas, intervenciones rápidas para su seguridad con viviendas y refugios seguros, seguimiento y apoyo psicosocial, cuidados post violación, y ayuda jurídica gratuita.

Sobre este asunto, la agenda contempla la necesidad de que los Estados brinden formación a aquéllos que trabajan en los servicios esenciales, "especialmente la policía, los abogados y los jueces, los trabajadores sociales y el personal de salud", de modo que se garantice el cumplimiento de normas y protocolos de calidad.

Otorgar recursos públicos adecuados para ejecutar las leyes y políticas existentes, recopilar, analizar y difundir la información nacional en materia de prevalencia, causas y consecuencias de la violencia contra las mujeres e invertir en la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres para frenar el origen de la violencia haciendo especial hincapié en la educación, son otras de las medidas que contempla esta guía de actuación.

CON VIOLENCIA NO HABRÁ OBJETIVOS DEL MILENIO

"Hasta un 75 por ciento de las mujeres y niñas del mundo son víctimas de violencia física o sexual en el transcurso de sus vidas. La serie los ODM y el género advierte que a menos que disminuya la violencia contra las mujeres, el logro de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio será imposible", explica la agenda política de ONU-Mujeres.

Por eso, entre las medidas a adoptar se recoge mejorar la autonomía económica de las mujeres garantizando su derecho a la propiedad privada y la igualdad laboral y salarial, así como se pide aumentar la conciencia pública y la movilización social especialmente de jóvenes, niños y hombres, para poner fin a la violencia e involucrar para ello a los medios de comunicación de masas, a fin de crear opinión pública al respecto.

La última de las medidas anima a realizar una donación al Fondo Fiduciario de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres, el único dedicado exclusivamente a "canalizar las experiencias y el apoyo financiero a los esfuerzos nacionales, locales y comunitarios de erradicación de la violencia contra las mujeres" y que este 2011 cumple 11 años, durante los que ha dado su apoyo a 339 programas en 127 países.