14 de septiembre de 2007

ONU.- LA OEA y la ONU suscriben un acuerdo para combatir la desnutrición infantil

WASHINGTON, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Organización de los Estados Americanos (OEA) suscribió hoy un acuerdo con Naciones Unidas (ONU) para trabajar conjuntamente para combatir el hambre y la desnutrición infantil, y fortalecer los mecanismos de respuesta durante situaciones de emergencia social y desastres naturales en la región.

En la sede de la OEA en Washington, su secretario general, José Miguel Insulza, reiteró que el organismo está decidido a combatir este problema junto a otros, como las desigualdades en el acceso a la educación y a la salud, que también afectan a los sectores más pobres de América.

"El tema de la desnutrición infantil es un drama que no debería ocurrir en ninguna parte del mundo, y mucho menos en nuestra región, donde contamos con los recursos y el ingreso regional necesarios como para evitarlo", señaló Insulza. "Éste no es un continente pobre, esta región tiene un ingreso per cápita cercano al promedio mundial, y sin embargo tenemos todavía una cantidad enorme de gente que pasa hambre", dijo el titular de la OEA.

El director Regional del Programa Mundial de Alimentos para América Latina y el Caribe de la ONU, Pedro Medrano, dijo que ambos organismos "tienen muchas oportunidades de trabajar juntos, y apoyar a los países de la región a alcanzar la Meta 2 del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio, que consiste en reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre".

Según estudios realizados por el Programa Mundial de Alimentos (PAM) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), unos nueve millones de niños menores de cinco años sufren de desnutrición crónica en el continente. El problema se centra principalmente en las poblaciones indígenas, donde la desnutrición crónica llega a afectar en algunos casos hasta el 70 u 80 por ciento de los niños.

En su última Asamblea General que fue celebrada en Panamá el pasado mes de junio, la OEA recomendó a los países miembros colocar la erradicación de la desnutrición infantil como tema prioritario en sus respectivas agendas.