4 de septiembre de 2007

ONU.-La OIT aboga por el potencial de crecimiento, desarrollo y lucha contra la pobreza de los jóvenes latinoamericanos

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) abogó hoy por aprovechar el potencial de crecimiento, desarrollo y lucha contra la pobreza de los 106 millones de jóvenes de América Latina y el Caribe frente al desempleo, la informalidad y la inactividad que acechan su futuro laboral.

Según el informe "Trabajo decente y juventud en América Latina", presentado hoy en Santiago de Chile por la OIT, unos diez millones de jóvenes están desempleados en esta región, lo que equivale al 16% del mercado laboral entre 15 y 24 años, un nivel tres veces superior al de los adultos.

La OIT destacó que unos 30 millones de jóvenes están empleados con las malas condiciones laborales, y unos 22 millones de jóvenes no estudian ni trabajan debido a la falta de oportunidades o a las frustraciones reiteradas, lo que podría aumentar la situación de riesgo social.

Asimismo, la OIT considera necesario apostar por el desarrollo de un marco institucional efectivo, la mejora de la educación, la mayor eficacia de los servicios de empleo e intermediación, la cobertura de protección social para los jóvenes o el desarrollo de empresarios juveniles.

"Los jóvenes aportan energía, talento y creatividad a las economías, y ningún país puede permitirse desperdiciar este potencial", puntualizó el director general de la OIT.

"Los jóvenes son esenciales para insertar a la región en la globalización", dijo el director general de la OIT, Juan Somavia. "En todo el mundo hombres y mujeres jóvenes, cuando tienen oportunidades, realizan importantes contribuciones como trabajadores productivos, empresarios, consumidores, miembros de la sociedad civil y agentes del cambio".

En este sentido, advirtió Somavia, "condenados al desempleo, a empleos informales o a condiciones de empleo precarias, los jóvenes suelen encontrarse en medio de un círculo vicioso de pobreza, que afecta la autoestima, genera desaliento y limita las esperanzas".

El informe, que contiene análisis, reflexión y propuestas para abordar el empleo juvenil en América Latina y el Caribe, fue preparado como parte del proceso iniciado con la presentación de una Agenda Hemisférica durante la reunión regional de la OIT en 2006, cuando los países acordaron lanzar una "Década del Trabajo Decente".