2 de agosto de 2007

ONU.- El PMA asiste a 100.000 damnificados por las inundaciones en Colombia y la ola de frío en Perú

CIUDAD DE PANAMA, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas ofrecerá asistencia alimentaria de emergencia para los cerca de 100.000 damnificados por las fuertes inundaciones registradas las últimas semanas en Colombia y de la severa ola de frío que azota Perú.

Las peores inundaciones en las últimas décadas tras una inusual y copiosa estación lluviosa en Colombia se han cobrado la vida de 57 personas, otras 100 desaparecidas y a 443.000 sin hogar, sin animales y sin cosechas para alimentarse.

En la cordillera peruana de Los Andes, la ola de frío más dura de los últimos 30 años -con temperaturas de -27 grados- ha provocado una epidemia de neumonía y enfermedades respiratorias. Al menos 70 menores de cinco años han muerto y 600,000 personas han enfermado.

"En este tipo de emergencias siempre son los más pobres los más afectados. Miles de familias han perdido sus cultivos y sus animales. La asistencia alimentaria del PMA permitirá a los afectados concentrarse en reconstruir sus vidas y comunidades", agregó Medrano.

En Colombia, el PMA apoya los trabajos de asistencia del Gobierno y preparando planes para distribuir raciones de alimentos por un período inicial de tres meses a entre 50.000 y 60.000 beneficiarios dependiendo de los resultados de una evaluación sobre el terreno.

"El Gobierno respondió a tiempo y eficientemente a esta emergencia y brindó a atención adecuada, pero el número de damnificados sumado al prolongado período de lluvias han sobrepasado las estimaciones iniciales ", dijo Praveen Agrawal, representante del PMA en Colombia.

En Perú, el PMA brindará asistencia alimentaria a más de 34.000 personas pobres afectadas por la ola de frío y las enfermedades respiratorias causadas por la ola de frío. Las distribuciones de emergencia de los alimentos ya comenzaron el fin de semana pasado.

A pesar de una reciente mejoría en las temperaturas, el servicio nacional de meteorología de Perú ha advertido de que se espera la llegada de un nuevo frente frío esta semana, según precisó el PMA en un comunicado.

En las partes más bajas de las áreas afectadas hasta una altura de 4.000 metros las cosechas se han perdido debido al congelamiento y la caída de granizo. En las zonas más altas, en donde la única actividad económica es la crianza de llamas y alpacas, los animales han muerto.

"Estamos muy preocupados por el aumento de personas afectadas por esta dura ola de frío. Esta operación de emergencia complementará operaciones similares que el Gobierno peruano lleva adelante en las zonas afectadas por el mal tiempo", agregó el funcionario del PMA.