12 de mayo de 2015

La orangután Sandra ya tiene abogado en Argentina

La orangután Sandra ya tiene abogado en Argentina
ZOO DE BUENOS AIRES/EP

BUENOS AIRES, 12 May. (Notimérica) -

   La Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA) ha sido aceptada como representante legal de la orangután Sandra, el animal que hizo historia cuando el pasado diciembre la Justicia argentina la consideró "sujeto no humano".

   Así lo estipuló el juez Gustavo Letner, quien admitió a la AFADA como parte querellante en la causa por posible maltrato animal contra la orangután del Zoo de Buenos Aires, "en representación de la orangután".

   La sentencia de Letner hace hincapié en una lectura de la ley "orientada a evitar los sufrimientos de los animales" en lugar de una "postura antropocéntrica" según la cual se entiende "a los animales siempre en función de una relación directa con el ser humano".

   Sin embargo, "en razón de su naturaleza, Sandra es una incapaz de hecho y, por tanto, su representación legal deviene forzosa y necesaria", y es por ello que Letner dio cabida al reclamo de la AFADA.

SUJETO DE DERECHOS

   Nacida en un zoo alemán en 1986, Sandra llegó al Zoológico de Buenos Aires en 1994 y el pasado mes de diciembre un tribunal penal argentino le concedió un hábeas corpus a través del cual se le reconocía su derecho a la libertad como "sujeto no humano".

   Fue también la AFADA la que presentó el recurso, en el cual solicitaba el traslado del simio a un santuario de grandes primates en Brasil, aunque Sandra todavía sigue en el Zoo de Buenos Aires y la justicia está estudiando el caso de su traslado junto con varios expertos nacionales e internacionales.

   El juicio por maltrato se produce de forma paralela y desde la AFADA denuncian que la orangután ha sido víctima de maltrato psicológico durante su cautiverio: "El zoológico confunde las características solitarias con la soledad del cautiverio, y no son cosas iguales", dijo su presidente, Pablo Buompadre, a 'Infojus'.

   Como explicó el representante legal de AFADA, Andrés Gil Domínguez, "considerar a Sandra como sujeto de derecho implica directamente que su cautiverio y exhibición pública como objeto circense violan los derechos que ella titulariza por más que la alimenten, no la maltraten o la sometan a actos de crueldad".

   A este respecto, desde el Zoo de Buenos Aires habían justificado que "los orangutanes son animales solitarios y muy tranquilos, que sólo se juntan para aparearse o atender a sus crías", según el jefe de Biología del Zoo, Adán Sestelo.