1 de octubre de 2015

Oregon, tercer estado en EEUU en permitir la marihuana para uso recreativo

PORTLAND (EEUU), 1 Oct. (Reuters/Notimérica) -

La venta de marihuana para uso recreativo ha comenzado este jueves en Oregon que, junto a Washington y Colorado, es el tercer estado que permite comercialización de una droga que sigue siendo ilegal según las leyes federales de Estados Unidos.

Los residentes de Oregon que tengan 21 años o más pueden comprar hasta siete gramos de marihuana en los cerca de 200 dispensarios de marihuana para uso médico que existen desde que la nueva ley fue aprobada el pasado mes de julio.

Los que apoyan esta medida esperan que la venta de cannabis acabe con un poderoso mercado negro, mientras que sus detractores sostienen que la nueva ley fomenta el consumo y facilita el acceso a los menores.

Cerca de 40 personas se encontraban en la puerta del dispensario médico Shango en un centro comercial cerca del Aeropuerto Internacional de Portland un minuto antes de media noche, cuando la medida entraba en vigor.

"Venimos para ser parte del experimiento", ha indicado Juliano Hamana, de 24 años, que se encontraba en la puerta del establecimiento junto a su novia. "Estoy preocupada sobre el 25 por ciento de impuestos que habrá en enero", ha comentado, aunque ha señalado que el aumento de precio puede valer la pena "por la cualidad" del estupefaciente.

Alrededor de 30 municipios de Oregon han promulgado prohibiciones a la venta de marihuana recreativa, mientras que otros han limitado drásticamente una industria que comienza a crecer.

En Portland, la ciudad más grande del estado, las autoridades aprobaron este miércoles límites para las tiendas para uso recreativo de marihuana que abrirán allí. Todas deberán estar más alejadas de 305 metros de las escuelas, por ejemplo.

El año pasado, los votantes en Oregon y Alaska aprobaron el uso de marihuana y su posesión bajo la regulación del Estado. La ley de Alaska se aprobó en febrero, pero la regulación para su venta todavía se encuentra en proceso.

Los establecimientos de venta de marihuana, que ya operan en Washington y Colorado, han sido creados específicamente para el mercado recreativo y se espera que empiecen a funcionar en Oregon y Alaska en 2016.

Aunque la marihuana es ilegal por cualquier razón según la ley federal de Estados Unidos, 23 estados permiten su uso con fines médicos.