Oxfam denuncia "amedrentamientos" de fuerzas guatemaltecas y mexicanas a los migrantes de la caravana

Oxfam denuncia "amedrentamientos" de fuerzas guatemaltecas y mexicanas a los migrantes de la caravana
30 de octubre de 2018 REUTERS / UESLEI MARCELINO

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Oxfam ha denunciado este martes "amedrentamientos" por parte de las fuerzas de seguridad de Guatemala y México a los miles de centroamericanos que participan en la caravana de migrantes que avanza hacia Estados Unidos, así como abusos y violaciones de los Derechos Humanos "cada vez más graves".

"Las autoridades de Guatemala y México están dificultando intencionalmente el tránsito libre y seguro de las personas migrantes, poniendo sus vidas en peligro", ha dicho el subdirector regional de Oxfam, Asier Hernando.

Hernando ha detallado que "ha habido bloqueos policiales en las carreteras y enfrentamientos con gases lacrimógenos", mientras que este mismo martes "la Policía Federal de México ha empleado un helicóptero para atemorizar a familias con niños y niñas en brazos que estaban cruzando el río Suchiate".

La ONG ha instado a los gobiernos de Honduras, Guatemala, México y Estados Unidos "a cumplir con su obligación de proteger y garantizar los Derechos Humanos de todas las personas migrantes". En concreto, les han urgido a respetar "los principios de unidad familiar y de prohibición de rechazo en frontera" y "el derecho a la no devolución".

Además, les ha pedido que "se abstengan de criminalizar y estigmatizar a las personas migrantes". "Todas las personas cuya libertad o vida corre peligro tienen el derecho de buscar y solicitar asilo o refugio en territorio extranjero", ha recordado.

También ha solicitado a los gobiernos de los países de tránsito y destino que colaboren con las organizaciones humanitarias para atender a los migrantes, muchos de los cuales se han quedado varados en la frontera entre Guatemala y México "en condiciones precarias".

"Los migrantes, entre quienes se encuentran familias enteras con niños y personas mayores, caminan a la intemperie y en condiciones extremadamente precarias e inseguras, con escaso o nulo acceso a alimentos, agua, servicios de salud y medicamentos, así como albergues suficientes y adecuados", ha contado Oxfam.

A este respecto, ha alertado de que la situación podría empeorar porque "a medida que pasan los días más personas llegan a esta zona fronteriza". Desde Honduras, Guatemala y El Salvador ya han partido nuevos grupos de migrantes para sumarse a la caravana original.

Unas 1.300 personas salieron el pasado 13 de octubre de la ciudad hondureña de San Pedro Sula rumbo a Estados Unidos. El pasado viernes llegaron a la frontera entre Guatemala y México, sumando ya miles. Se calcula que 7.000 lograron cruzar de forma ordenada mientras que entre 2.000 y 3.000 lo hicieron por el río Suchiate.

La mayoría han proseguido su camino hacia Estados Unidos. En respuesta, el presidente, Donald Trump, ha desplegado más de 5.000 soldados en la frontera. Según el inquilino de la Casa Blanca, hay pandilleros infiltrados en la caravana de migrantes.

En este contexto, Oxfam ha recordado que "este desplazamiento forzoso y masivo se origina por las crecientes dificultades que enfrentan las personas en Honduras y en toda la región a raíz de la extrema desigualdad, incluida la violencia generalizada, (...), y la falta de oportunidades para construir una vida digna".

Contador