4 de julio de 2014

Un padre liga con seis mujeres a la vez mientras su hijo muere asfixiado

Un padre liga con seis mujeres a la vez mientras su hijo muere asfixiado
YOUTUBE

NUEVA YORK, 4 Jul. (Notimérica/EP) -

Justin Ross Harris se dedicó a enviar mensajes de texto desde su trabajo a seis mujeres con contenido explícito --algunos con imágenes de desnudos-- mientras su hijo, un bebé de 22 meses, estaba asfixiándose en un coche por las altas temperaturas.

Un detective de la policía, Phil Stoddard, acusó a Harris este jueves en la audiencia de haber practicado 'sexting' con varias mujeres, entre las cuales se encontraba una menor de 17 años. El abogado del acusado replicó al Condado de Cobb, Georgia, en Estados Unidos, y al testimonio del detective.

El padre no sólo enfrenta cargos por homicidio y crueldad infantil en segundo grado, sino que también podría ser culpado de explotación sexual de una menor y contacto ilegal no grave con una menor, según publica BBC.

La Policía indicó que Harris dejó a su hijo de 22 meses, Cooper, sujeto en un asiento del coche, bajo el fuerte sol durante siete horas mientras fue a trabajar. El niño murió y Harris se encuentra en prisión sin derecho a fianza y se ha declarado no culpable.

Un fiscal explicó que el testimonio del acusado ayudó a mostrar su estado mental y a esclarecer los hechos.

Stoddard apuntó que un par de mensajes entre Harris y su esposa demostraban que ambos tenían problemas financieros. A él le habían negado una promoción en su trabajo hace poco y la pareja tenía dos seguros de vida para su hijo.

Asimismo, el detective añadió que el acusado presentaba un potencial de prófugo de la ley y manifestó su preocupación por que el hombre tenga "una segunda vida, con personalidades alternativas y personas alternas".

33 GRADOS

Los registros han mostrado que el termómetro marcó los 33 grados centígrados el día del suceso, y la Policía ha afirmado que la temperatura era de 31 grados cuando el niño fue declarado muerto.

Los testigos que presenciaron el indidente indicaron a las autoridades que escucharon "ruido de llantas y el vehículo se detuvo", según apuntó el detective. Harris abandonó el coche gritando: "Oh Dios mío, ¿qué he hecho?".

Los documentos judiciales han manifestado que Harris colocó a su hijo en la parte trasera del coche después de desayunar en un restaurante. Tras esto, se dirigió a su lugar de trabajo en una oficina corporativa de Home Depot, olvidando llevar a su retoño a la guardería.

Entre los detalles que facilitó la Policía, se señaló que Harris y su esposa Leanna habían buscado en Internet cómo de caliente debía estar un coche para matar a un niño.

El detective declaró en la audiencia de este jueves que el padre había visitado una página denominada 'libre de niños' y realizó una búsqueda en Internet sobre cómo sobrevivir en prisión.

El menor fue enterrado este sábado en Tuscaloosa, Alabama. Su madre, Leanna Harris, confesó en el funeral que amaba a su esposo y estaba con él en todo.

"Por supuesto que no estoy enojada con Ross. Nunca ha cruzado mi mente ese pensamiento. Ross es y siempre será, si tenemos más hijos, un padre maravilloso. Ross es un líder para nuestra casa. Cooper significaba el mundo para él", afirmó la mujer.