25 de noviembre de 2015

Los padres del niño brasileño encontrado muerto en un congelador, detenidos

Los padres del niño brasileño encontrado muerto en un congelador, detenidos
YOUTUBE

SÃO PAULO, 25 Nov. (Notimérica) -

La Interpol ha detenido este miércoles en Tanzania a la pareja acusada de la muerte del niño Ezra Lian Joshua Finck, de cinco años, que fue encontrado muerto en un congelador en el centro de São Paulo en septiembre.

La detención de la madre del niño, la sudafricana Lee Ann Finck, y del padrastro, el tanzano Mzee Shabani, ha sido el resultado de una operación de la Interpol junto con la Policia Civil de São Paulo, que investiga el asesinato del menor y había pedido incluir el nombre de los dos sospechosos en la lista de delincuentes internacionales.

La pareja residía en São Paulo con Ezra y sus otras dos hijas, sin embargo, abandonaron el país con las dos niñas el 3 de septiembre, un día antes de que el cuerpo del menor fuera encontrado en el congelador. Ambos deberán ser deportados para ser condenados en el juzgado de Brasil, donde ha tenido lugar el crimen.

Las cámaras de seguridad del edificio donde la familia vivía mostraron cómo el congelador había sido llevado hasta el apartamento el día 28 de agosto. La última grabación en la que aparecía Ezra fue hecha el día 22, en la que se veía al niño entrar en el hall del edificio y saludar a un vecino.

El menor ya había sido atendido en junio de 2014 por el Consejo tutelar tras la denuncia de que el niño había recibido una paliza. En aquel año, le fue concedida una licencia de acogida y Ezra fue apartado de su familia, sin embargo, en enero de 2015 un juez permitió el regreso del menor al hogar durante seis meses, siempre que estuviera acompañado de una persona del Centro de Referencia de Asistencia Social.

Después de ese periodo, el propio Ezra pidió ser devuelto a su familia. El cuerpo de la víctima fue enterrado casi un mes después de ser descubierto, ya que sus parientes, que residen en Sudáfrica, no se comprometieron a hacerse cargo del cuerpo.

Para leer más