30 de marzo de 2007

Panamá.- Detectan rastro de químico industrial procedente de un jarabe adulterado en siete de 11 cuerpos exhumados

CIUDAD DE PANAMÁ, 30 Mar. (EP/AP) -

El Instituto de Medicina Legal (IML) halló rastros de una sustancia tóxica en siete de los 11 cuerpos exhumados después que contenía dietilene glycol (un químico de uso industrial). El organismo está completando la recuperación de seis cuerpos más, con lo que el número total de exhumados asciende a 30 de los 51 que murieron tras tomar ese medicamento.

"Los 11 primeros casos ya están terminados; siete de esos son positivos", dijo a la prensa el médico forense y director del IML, Vicente Pachard.

Los forenses encontraron rastros del químico de uso industrial dietilene glycol en los tejidos de los órganos internos de esos cadáveres que fueron exhumados a comienzos de febrero.

El químico contaminó un lote de jarabes elaborados en los laboratorios de la Caja estatal de Seguro Social (CSS) y causó la muerte de al menos 51 personas en octubre pasado, según las cifras del ministerio de Salud.

Una comisión nombrada por el presidente Martín Torrijos y encabezada por el ex defensor del Pueblo Juan Antonio Tejada, que está enfocada a investigar los casos con miras a destinar recursos para los afectados, determinó que fueron al menos 78 las muertes por el envenenamiento.

El Gobierno anunció hace dos semanas que daría una indemnización de seis millones de dólares (4,5 millones de euros) a 119 personas entre familiares de los fallecidos y otras personas que sufrieron secuelas.

Sobre las exhumaciones del jueves, Pachard dijo que fueron productivas "debido a que se pudo obtener viseras viables para el análisis".

El médico afirmó que se trata de personas que murieron incluso en agosto, cuando aún no se conocía del envenenamiento. En esos cuerpos "todavía hay tejidos viables para estudiar para nosotros desde el punto de vista científico", comentó.

Los casos de las muertes por medicamentos tóxicos se conocieron a comienzos de octubre, cuando se dio a conocer el fallecimiento de 12 personas por una enfermedad desconocida. Pero después se determinó que la muerte fue causada por consumir los jarabes contaminados suministrados por la CSS.

Las personas fueron afectadas por un síndrome que les provocó un colapso renal. Muchos de los fallecidos eran personas que presentaron en algún momento de su vida historial de presión arterial alta, diabetes o insuficiencia renal.

Las autoridades mantienen detenidas a tres personas vinculadas a la empresa panameña Medicom S.A. que vendió a la CSS productos contaminados con los que se elaboraron dos jarabes, uno para la tos y otro que se emplea en reacciones alérgicas, así como dos lociones para la piel. Se les acusa de atentar contra la salud pública.

En un principio estuvieron detenidos 11 funcionarios de la CSS, pero a todos se les ha dictado medidas que les permiten estar libertad.

El ministerio Público acusa a Medicom S.A. de haber vendido a la Caja cuarenta barriles de 209 litros de glicerina para la elaboración de los medicamentos. Pero según las investigaciones la glicerina no era para la producción de fármacos, sino que era de uso industrial y contenía la sustancia tóxica dietilene glycol.

Medicom adquirió la glicerina de la compañía española Rasfer Internacional, que su vez la obtuvo de una empresa de China, según las investigaciones.