28 de noviembre de 2007

Panamá/España.- La Policía desarticula una red que intentaba regular el tráfico de cocaína desde Panamá a España

Detienen a seis personas y se incautan 17 kilos de cocaína

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional, conjuntamente con la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera, han desarticulado una red de narcotraficantes que intentaba abrir una línea de envío regular a España de grandes cantidades de cocaína procedente de Panamá y oculta en el interior de piezas de embarcaciones y de maquinaria industrial, informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

En la operación policial, que continúa abierta, se ha detenido a seis personas, aunque no la Policía no descarta nuevos arrestos en las próximas horas. Según la nota, los implicados constituyeron una empresa a través de la cual enviaban recambios a Sudamérica, que, una vez recibidos y revisados, eran devueltos a España debido a unos supuestos desperfectos, circunstancia que aprovechaban para ocultar en su interior la ilícita carga. Además, se han intervenido 17 kilos de cocaína, dinero, vehículos de lujo, ordenadores y dos pistolas con sus correspondientes cargadores.

Las investigaciones se han desarrollado conjuntamente, desde el pasado mes de mayo, por la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO-Central y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera. La operación, bautizada 'Alba', se centró en una organización dedicada al tráfico a gran escala de estupefacientes y que intentaba establecer una línea regular de aprovisionamiento de cocaína para su posterior distribución en España.

Los responsables de la red pretendían introducir la droga en España por vía aérea oculta en el interior de maquinaria industrial, preferentemente piezas de embarcaciones, a través de una serie de importaciones de este material desde Panamá.

Para realizar estas operaciones habilitaron la infraestructura necesaria para que las importaciones no despertasen ningún tipo de sospechas y franquearan regularmente los distintos controles aduaneros, garantizando de esta manera una perfecta recepción de los envíos.

Con este fin, constituyeron una empresa a través de la que remitían las piezas a Sudamérica, que posteriormente eran devueltas a España debido a unos supuestos desperfectos, aprovechando esta circunstancia para ocultar en su interior el estupefaciente.

Las investigaciones realizadas pudieron determinar que un ciudadano coruñés, M.V.V.C., adquirió en fechas recientes tres enfriadores de aceite y los remitió a Panamá a través de esta empresa, que él mismo gestionaba bajo una identidad falsa. El plan de actuación prefijado por el máximo responsable de la organización, el colombiano A.D.P., consistía en devolverlos a España repletos de droga, en dos envíos distintos.

Así, el pasado 19 de noviembre llegó al aeropuerto de Madrid-Barajas uno de los enfriadores, supuestamente importado por la misma empresa, y que fue trasladado a una nave de logística y almacenaje hasta que los destinatarios finales se hicieran cargo del mismo.

En su interior se encontraba oculta una indeterminada cantidad de sustancia estupefaciente. Una vez abierto el envío por la Brigada Central de Estupefacientes fueron hallados 24 paquetes de diferente tamaño conteniendo una sustancia de color blanquecino y textura pulverulenta, con un peso de 17 kilogramos, que dio positivo a los reactivos colorimétricos de la cocaína.

DETENIDOS

Los detenidos son A.D.P., de 59 años, nacido en Medellín (Colombia); M.V.V.C., natural de El Ferrol (La Coruña), de 39 años; P.M.M.G.G., nacido en Azagra (Navarra), de 49 años; J.L.G., de Madrid y con 59 años; Y.R.S., nacida en República Dominicana, y F.J.G., de Ávila.

Entre los efectos intervenidos se encuentran 27.000 euros en billetes de distinto valor, cinco vehículos de gran cilindrada, veinte teléfonos móviles, tres ordenadores portátiles y dos torres CPU, una pistola semiautomática marca FN Browning, con cinco cartuchos y una pistola de fogueo marca Rohm RG8, con varios cargadores y diversa munición real.