24 de noviembre de 2013

El Papa advierte de que sustituir a Cristo por otra cosa causa daños en el hombre y su entorno

El Papa advierte de que sustituir a Cristo por otra cosa causa daños en el hombre y su entorno
STEFANO RELLANDINI / REUTERS

ROMA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha advertido durante su homilía en la Misa de clausura del Año de la Fe de que sustituir a Jesús por "otra cosa cualquiera" solo provoca daños, tanto para el ambiente que lo rodea como para el hombre mismo.

Así lo ha señalado el Santo Padre en el acto celebrado en la Plaza de San Pedro, junto a cardenales, patriarcas y arzobispos mayores de las Iglesias Orientales católicas.

El Pontífice ha destacado que "la actitud que se pide al creyente, que quiere ser tal, es la de reconocer y acoger en la vida esta centralidad de Jesucristo y ha animado a colocar al centro de la vida y de la historia personal a Jesús "porque solamente así los pensamientos, obras y palabras serán cristianos".

Durante esta celebración al lado del altar han sido expuestos los restos que la tradición reconoce como las reliquias del Apóstol Pedro que se encuentran en una caja de bronce y que además, durante el rezo de la oración del Credo, el Papa Francisco ha sostenido el relicario con sus manos.

Asimismo, el Papa ha destacado durante su homilía que la conclusión del Año de la Fe se celebra en la solemnidad de Cristo Rey del Universo, coronación del año litúrgico y ha dirigido un "cordial y fraterno" saludo los Patriarcas y Arzobispos Mayores de las Iglesias orientales católicas presentes.

En esta línea, el Pontífice ha precisado que la paz intercambiada con ellos quiere expresar sobre todo el reconocimiento del Obispo de Roma a estas comunidades, que han confesado el nombre de Cristo "con una fidelidad ejemplar, pagando con frecuencia un alto precio".

Asimismo, ha querido dirigirse a todos los cristianos que viven en Tierra Santa, en Siria y en todo el Oriente, para que "todos obtengan el don de la paz y la concordia".

ENTREGA DE LA EVANGELII GAUDIUM

Antes de finalizar la ceremonia, el Papa Francisco ha entregado la exhortación apostólica post sinodal 'Evangelii gaudium' (la alegría del Evangelio) que es el documento final de los trabajos de la Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización que se realizó en octubre de 2012.

En concreto, el Papa Francisco ha dado copia del documento a 36 representantes procedentes de 18 países al concluir el Año de la Fe: un obispo, un sacerdote, un diácono, religiosos y algunos representantes de los eventos del Año de la Fe, entre ellos jóvenes confirmados, seminarista, novicia, catequista, familia, representantes de cofradías, movimientos laicales, dos artistas, dos periodistas que fueron la norteamericana Joan Lewis y el español Javier Martínez Brocal.

Al término de la Misa, el Papa ha saludado personalmente a cada uno de los patriarcas y arzobispos mayores de las iglesias orientales católicas presentes, así como a los cardenales y arzobispos que han concelebrado con él, entre ellos, el nuevo secretario de Estado, Pietro Parolin.