El papa asegura que la Iglesia "no escatimó esfuerzos" para combatir los abusos sexuales en los últimos años

El papa asegura que la Iglesia "no escatimó esfuerzos" para combatir los abusos sexuales en los últimos años
26 de septiembre de 2018 REUTERS / TONY GENTILE - ARCHIVO

A BORDO DEL AVIÓN PAPAL, 26 Sep. (Reuters/EP) -

El papa Francisco, que se enfrenta a los escándalos de abusos sexuales en varios países, ha asegurado este martes que la Iglesia Católica Romana "no ha escatimado esfuerzos" para abordar el problema en los últimos años.

Sin embargo, el papa parece reconocer de forma indirecta que la Iglesia había ocultado el abuso sexual "en el siglo pasado", diciendo que tales encubrimientos también han sido comunes en las familias.

El pontífice se ha referido a un informe realizado en agosto por un gran jurado estadounidense sobre el abuso sexual a niños por parte de sacerdotes en el estado de Pensilvania durante un periodo de 70 años. El papa también ha señalado que los incidentes de abuso disminuyeron hacia el final de los años que cubre el informe.

"En tiempos más recientes, el número disminuyó porque la Iglesia se dio cuenta de que tenía que luchar de una manera diferente", ha afirmado el papa. "En tiempos antiguos, estas cosas estaban ocultas, incluso en las casas, cuando un tío violaba a una sobrina, cuando un padre violaba a sus hijos. Estaba oculto porque era una gran pena. Esa fue la mentalidad del siglo pasado", ha aseverado.

"Mire las proporciones (en el informe de Pensilvania) y verá que cuando la Iglesia comenzó a tomar conciencia de esto, no escatimó esfuerzos", ha añadido.

El papa parece haberse referido a las nuevas normas implementadas para prevenir y denunciar el abuso sexual en Estados Unidos tras la primera denuncia de abusos en Boston en 2002.

La Iglesia está lidiando con una ola de nuevos casos de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia en países como Chile, Alemania y Estados Unidos.

El papa Francisco ha sido criticado por los grupos de víctimas y otros miembros de la Iglesia que aseguran que no ha hecho lo suficiente para hacer que los obispos rindan cuentas por maltratar o encubrir casos de abusos.