El papa Francisco acepta la renuncia de otros dos obispos de Chile

El papa Francisco acepta la renuncia de otros dos obispos de Chile
21 de septiembre de 2018 TONY GENTILE / REUTERS - ARCHIVO

ROMA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El papa Francisco ha aceptado las renuncias de otros dos obispos de Chile tras el escándalo de abusos sexuales y encubrimiento por parte del clero en ese país. Se trata de Carlos Pellegrín Barrera, de la diócesis de San Bartolomé de Chillán, y de Cristián Contreras Molina, de la diócesis de San Felipe.

Según ha informado en una breve nota la oficina de prensa del Vaticano, el papa Francisco ha nombrado como administrador apostólico de la diócesis de San Bartolomé de Chillán al sacerdote Sergio Pérez de Arce Arriagada, hasta ahora Rector de la iglesia de los Sagrados Corazones de Valparaíso; y como sustituto de la diócesis de San Felipe, al misionero español Jaime Ortiz de Lazcano Piquer, hasta ahora Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico de Santiago.

El padre Sergio Pérez de Arce Arriagada nació en Quillota el 26 de agosto de 1963. En la congregación de los Sagrados Corazones profesó sus primeros votos el 2 de marzo de 1985 y fue ordenado sacerdote el 15 de diciembre de 1990 en Valparaíso. Ha sido formador y asesor de diversos colegios y pastorales juveniles. En la actualidad estaba a cargo de la capellanía del Patronato y del templo Sagrados Corazones en Valparaíso.

Fue Superior provincial de la Congregación entre 2005 y 2011. Presidió la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile entre 2011 y 2014, período en el que integró el Consejo Nacional de prevención de abusos y acompañamiento de víctimas, organismo de la Conferencia Episcopal. En 2018 fue nombrado como Delegado para la recepción de denuncias de abusos.

El presbítero Jaime Ortiz de Lazcano Piquer nació en Pamplona, España, el 9 de agosto de 1969. El 25 de abril de 1999 fue ordenado sacerdote en la basílica de San Pedro, en el Vaticano, por la imposición de manos del Papa Juan Pablo II. Es Licenciado en Filosofía, Teología Bíblica y Derecho Canónico. Es sacerdote diocesano incardinado en Roma e integrante del Camino Neocatecumenal. En la arquidiócesis de Santiago fue párroco de los Santos Apóstoles, en Recoleta, durante los últimos 16 años.

Fue juez del Tribunal Interdiocesano y entre 2008 y 2011 se desempeñó como Presidente del Tribunal Nacional Eclesiástico de Apelación, de la Conferencia Episcopal de Chile. Desde 2011 hasta la actualidad se desempeñaba como vicario judicial del Arzobispado de Santiago.

Francisco comenzó la renovación del clero de Chile el pasado 11 de junio cuándo validó la dimisión presentada por el obispo de Osorno, Juan Barros; el de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y el de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero.

El pasado mayo, el pontífice convocó a 34 obispos chilenos al Vaticano y tras el encuentro presentaron su renuncia en bloque de sus cargos tras reconocer que habían cometido "graves errores y omisiones". Francisco ha aceptado por el momento las renuncias de estos tres religiosos chilenos y ha nombrado administradores apostólicos "sede plena" en las tres diócesis.

Los enviados del papa a Chile, el arzobispo de Malta, Charles J. Scicluna, responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe y máximo experto en temas de abusos sexuales en el Vaticano, y el sacerdote Jordi Bertomeu, viajaron a Chile el pasado 12 de junio donde permanecieron una semana para continuar con las investigaciones. En concreto, visitaron la Arquidiócesis de Santiago y también en la Diócesis de Osorno.

Las renuncias de los obispos son parte de las acciones que lleva a cabo el Vaticano para avanzar en el proceso de reparación y sanación de las víctimas de abusos.

Con estos dos nombramientos de Pérez de Arce Arriagada y Ortiz de Lazcano Piquer, de las 27 jurisdicciones eclesiásticas de Chile, ocho de ellas se encuentran en situación de sede vacante y a cargo de administradores apostólicos: San Felipe, Valparaíso, Rancagua, Talca, Chillán, Valdivia, Osorno y Puerto Montt.