18 de noviembre de 2015

Papa Francisco a peregrinos árabes: "Que Dios os proteja del mal"

   ROMA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Papa Francisco ha pedido a la comunidad internacional que vigile las condiciones de vida de los niños, especialmente donde están sometidos a grupos armados que les pueden reclutar, así como que ayuden a las familias a garantizar el derecho a la escuela y a la educación.

   El Pontífice ha recordado, durante la audiencia general de este miércoles 18 de noviembre, que el próximo viernes 20 de noviembre se celebra el Día Internacional de los Derechos de la Infancia.

   "Es un deber de todos proteger los derechos de los niños y anteponer a cualquier otro criterio su bien, para que no sean jamás sometidos a formas de esclavitud o maltrato", ha señalado.

   Precisamente, el Papa viajará el próximo 25 de noviembre a Kenia, Uganda y República Centroafricana. En la catedral de Bangui, la capital y ciudad más grande de la República Centroafricana, abrirá la "puerta santa" y anticipará el Año Santo de la Misericordia, cuya inauguración oficial será el 8 de diciembre en Roma.

   Tras los atentados de París, el Vaticano ha mantenido la agenda del Papa intacta. Según declaró el pasado 15 de noviembre el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, al diario francés La Croix "lo ocurrido en Francia ilustra, de una forma más contundente, que nadie puede considerar que está libre del terrorismo".

   "El Vaticano puede ser un objetivo debido a su significado religioso. Podemos incrementar las medidas de seguridad en el Vaticano y en sus alrededores. Pero no nos dejaremos paralizar. Esto no cambia en nada la agenda del Papa, que va a continuar", señaló.

   "QUE DIOS OS PROTEJA DEL MAL".

   Por otro lado, el Papa ha saludado a los peregrinos de lengua árabe y ha pedido a Dios que los "proteja del mal", tras pronunciar su catequesis durante la audiencia general de todos los miércoles, en la que suele dirigirse al público asistente.

   "Que el Señor os bendiga y os proteja a todos del mal", ha concluido en esta ocasión el Pontífice argentino en la plaza de San Pedro.

   Tras los atentados del pasado viernes en París, que dejaron más de un centenar de víctimas, Francisco expresó su condena al respecto en el Ángelus del domingo y afirmó que "usar el nombre de Dios para justificar esta masacre es blasfemia".

   "Tanta barbarie nos deja consternados y nos pregunta cómo el corazón del hombre puede idear y realizar eventos así de horribles, que han conmocionado nos sólo Francia y sino el mundo entero. Ante tales actos intolerables solo se puede condenar la afrenta incalificable a la dignidad humana", afirmó el Pontífice.