26 de septiembre de 2015

El Papa llega a Filadelfia, su última parada en Estados Unidos

ROMA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha explicitado que el futuro de la Iglesia católica pasa por una participación laica "más activa" y que valore la "inmensa" contribución de la mujer, en la homilía de la misa que ha celebrado en la Basílica de la Catedral de Filadelfia, tercera y última etapa de su viaje a Estados Unidos donde participará este domingo en el octavo Encuentro mundial de las familias.

"Sabemos que el futuro de la Iglesia, en una sociedad que cambia rápidamente, reclama ya desde ahora una participación de los laicos mucho más activa", ha reflexionado. En este sentido ha explicado que el reto de la Iglesia es "fomentar un sentido de colaboración y de responsabilidad compartida" en la planificación del futuro de las parroquias e instituciones a partir de la catequesis y a la educación.

Francisco ha precisado que esta cooperación "no significa renunciar a la autoridad espiritual" sino más bien "discernir y emplear sabiamente los múltiples dones que el Espíritu derrama sobre la Iglesia". "De manera particular, significa valorar la inmensa contribución que las mujeres, laicas y religiosas, han hecho y siguen haciendo a la vida de nuestras comunidades", ha concretado.

El Papa, que ha explicado que todo cristiano en virtud del bautismo ha recibido una "misión", ha detallado que uno de los grandes desafíos de la Iglesia en este momento es "fomentar en todos los fieles el sentido de la responsabilidad personal en la misión de la Iglesia, y capacitarlos para que puedan cumplir con tal responsabilidad como discípulos misioneros".

En este sentido ha reclamado que las parroquias y las escuelas católicas den más espacio a los jóvenes. "¡Cuántos jóvenes en nuestras parroquias y escuelas tienen los mismos altos ideales, generosidad de espíritu y amor por Cristo y la Iglesia!", ha clamado.

"¿Les damos espacio y les ayudamos a que realicen su cometido? ¿Encontramos el modo de compartir su entusiasmo y sus dones con nuestras comunidades, sobre todo en la práctica de las obras de misericordia y en la preocupación por los demás? ¿Compartimos nuestra propia alegría y entusiasmo en el servicio al Señor?", se ha preguntado.

CREATIVIDAD

Así ha pedido "creatividad" para adaptarse a los cambios de las situaciones, transmitiendo el legado del pasado, no solo a través del mantenimiento de las estructuras e instituciones, que son útiles, sino sobre todo "abriéndose" a las posibilidades que el Espíritu nos descubre y mediante la comunicación de la alegría del Evangelio, todos los días y en todas las etapas de nuestra vida.

El Papa ha repasado a historia de la Iglesia en EEUU de la que ha destacado "que no trata solo de la construcción de muros, sino también de derribarlos". En esta línea, ha valorado el esfuerzo de los sacerdotes, religiosos y laicos estadounidenses que, con dedicación, durante más de dos siglos, han atendido a las necesidades espirituales de los pobres, los inmigrantes, los enfermos y los encarcelados.

"Es una historia que nos habla de generaciones y generaciones de católicos comprometidos que han salido a las periferias y construido comunidades para el culto, la educación, la caridad y el servicio a la sociedad en general", ha comentado.

Además ha destacado la figura de santa Catalina Drexel, que ha definido como "una mujer joven con altos ideales". Por último, ha pedido que durante el Encuentro Mundial de las Familias se reflexione sobre "el servicio a las familias, a las parejas que se preparan para el matrimonio y a los jóvenes".

Para leer más