23 de mayo de 2019

El papa pide a la Iglesia que ponga a las "personas" por delante de los programas

El papa pide a la Iglesia que ponga a las "personas" por delante de los programas
EVANDRO INETTI/ZUMA WIRE/DPA - ARCHIVO

ROMA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El papa ha pedido a la Iglesia que no caiga en "la tentación de la eficientismo" y que ponga a las "personas" por delante de los programas durante la misa inaugural de la Asamblea General de Cáritas Internationalis, que se celebra en el Hotel Ergife de la Ciudad eterna hasta el próximo 28 de mayo.

"Aquí está la tentación de la eficiencia, de pensar que la Iglesia está bien si tiene todo bajo control, si vive sin sobresaltos y con la agenda siempre en orden", ha señalado en la misa que ha celebrado esta tarde en la Basílica de San Pedro.

Francisco ha advertido también de que "Jesús no quiere que la Iglesia se complace de su propia organización". "Pobre las iglesias particulares que se afanan tanto en la organización, los planes y en tener todo claro. Esto me hace sufrir", ha dicho el pontífice.

El papa ha dicho que la "fe no es una hoja de ruta" sino un camino para "viajar juntos con un espíritu de confianza". Así, ha señalado hay tres elementos esenciales del cristianismo como la "humildad de escuchar el carisma de estar juntos y el valor de la renuncia". Y ha agregado: "Necesitamos redescubrir la belleza de la renuncia".

El pontífice ha señalado que la Iglesia no está llamada a "comprometer negocios" sino a "tener empujes evangélicos". De este modo, ha enfatizado que se debe "evitar el gatopardismo" la tendencia de "cambiar algo para que nada cambie". Y ha especificado: "Esto sucede cuando se maquilla la superficie de las cosas, se usa el maquillaje para parecer más joven".

En esta línea ha dicho que Jesús no pide "ajustes cosméticos" sino una "conversión del corazón" que inste a "salir de uno mismo". "Esa es la reforma fundamental", ha remachado.

Finalmente ha destacado que la Iglesia debe hacer discernimiento pero "no delante del ordenador" sino "delante de la realidad". "Hay que colocar a las personas antes que los programas", ha concluido.

Desde hoy y hasta el próximo 28 de mayo todos los delegados de las 165 Cáritas nacionales de todo el mundo participan en Roma en la sesiones de las 21ª Asamblea General con el lema "Una sola familia humana, una sola casa común".

El lema de esta Asamblea ('Una sola familia humana, una sola casa común') supone una firme exhortación a trabajar juntos para afrontar la magnitud, sin precedentes, de las dificultades a las que se enfrenta la humanidad.

Como ha señalado el presidente de Cáritas Internationalis y arzobispo de Manila, cardenal Luis Antonio Tagle, "el gran número de desplazados, la proliferación de los conflictos y desastres medioambientales, cada vez más evidente, amenazan con desbordarnos, a no ser que juntos actuemos urgentemente contra estos problemas como una familia con una casa".

Está previsto que el purpurado filipino sea confirmado como presidente de Caritas por un segundo periodo de cuatro años. Junto a él, se elegirá al nuevo secretario general, al tesorero y a otros cargos ejecutivos.

Entre los ponentes invitados a las sesiones se encuentran José Graziano da Silva, director general de la Organización de las ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y el cardenal Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo (Perú) y figura destacada de la REPAM, red de la Iglesia católica para la defensa de los derechos de las poblaciones que viven en la Amazonia.