26 de marzo de 2012

El Papa pide a los mexicanos que no cedan a la "mentalidad utilitarista" que sacrifica a los más débiles

MÉXICO DF, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Benedicto XVI se ha despedido de los fieles mexicanos y ha "alentado ardientemente a los católicos mexicanos, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a no ceder a la mentalidad utilitarista, que termina siempre sacrificando a los más débiles e indefensos".

Minutos antes de dejar México para dirigirse a Cuba desde el aeropuerto internacional de Guanajuato, en la discurso de despedida, el Papa ha recordado que la Iglesia "exhorta a todos sus fieles a ser también buenos ciudadanos, conscientes de su responsabilidad de preocuparse por el bien de los demás, de todos, tanto en la esfera personal como en los diversos sectores de la sociedad".

Ante el presidente de México, Felipe Calderón, otras autoridades políticas y civiles, numerosos obispos mexicano y un grupo de fieles, el Pontífice ha calificado su visita en tierra mexicana como "breve pero intensa". "No es el fin de mi afecto y cercanía a un país que llevo muy dentro de mí", ha dicho, al tiempo que ha destacado que ha vivido "experiencias inolvidables, como inolvidables han sido las tantas atenciones y muestras de afecto recibidas".

FRUTOS DURADEROS DE FE

Por ello, espera que con la ayuda de Dios se "produzcan frutos abundantes y duraderos en la vida de fe, esperanza y caridad de León y Guanajuato, de México y de los países hermanos de Latinoamérica y el Caribe".

"Deseo reiterar con energía y claridad --ha añadido-- un llamado al pueblo mexicano a ser fiel a sí mismo y a no dejarse amedrentar por las fuerzas del mal, a ser valiente y trabajar para que la savia de sus propias raíces cristianas haga florecer su presente y su futuro".

En este sentido, el Papa ha invitado a hacer "un esfuerzo solidario, que permita a la sociedad renovarse desde sus fundamentos para alcanzar una vida digna, justa y en paz para todos". Para los católicos, según ha explicado, esta contribución al bien común es también "una exigencia de esa dimensión esencial del evangelio que es la promoción humana y una expresión altísima de la caridad".

Al finalizar el Papa, el papa se ha dirigido a los "queridos amigos mexicanos" y ha pronunciado la palabra "adiós" explicando el sentido de la "bella expresión tradicional hispánica" que significa "quedar con Dios".

Prevismanete, el portavoz Vaticano, el padre Federico Lombardi, ha asegurado, en una entrevista concedida a Radio Vaticana que recoge Europa Press, que los mensajes del Papa permanecerán "profundamente en el corazón" ya que el "centro del mensaje en México ha sido una invitación a la esperanza a un pueblo que tiene sus dificultades y sufrimientos".

Lombardi ha comentado que la misa celebrada ayer en el Parque del Bicentenario, a la que acudieron unos 600.000 fieles, según la radio oficial de la Santa Sede, "ha sido la más bella, como ambiente y como contexto" que recuerda en este momento del Pontificado de Benedicto XVI.