6 de mayo de 2015

El Papa pide a la sociedad que "aprenda de los errores del pasado"

El Papa pide a la sociedad que "aprenda de los errores del pasado"
ALESSANDRO BIANCHI / REUTERS

ROMA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   El Papa Francisco ha pedido que la sociedad aprenda de los errores del pasado y que todos los responsables civiles busquen el bien común y la paz ante los conflictos actuales, con motivo de la conmemoración del 70 aniversario del fin de la II Guerra Mundial, durante su audiencia general de este miércoles.

   "En los próximos días se conmemorará en algunas capitales el 70 aniversario del fin de la II Guerra Mundial en Europa. Con este motivo, pido al Señor, por intercesión de María Reina de la Paz, que la sociedad humana aprenda de los errores del pasado y que, frente a los conflictos actuales que están destrozando algunas regiones del mundo, todos los responsables civiles se comprometan en la búsqueda del bien común y la promoción de la cultura de la paz", ha pedido el Pontífice.

   Ante los peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, Francisco ha reflexionado sobre la "belleza" del matrimonio cristiano que "no es simplemente la belleza de la ceremonia en la Iglesia sino la belleza del sacramento iniciando una nueva comunidad familiar".

   El Papa también ha preguntado a los maridos si entienden lo que dice Pablo, que el marido debe amar a su mujer "como Cristo ha amado a su Iglesia". "¡Esto no es una broma! ¡Es algo serio!", ha subrayado, al tiempo que ha defendido la dignidad de la mujer.

   Según ha indicado, esta "semilla de la novedad evangélica que restablece la reciprocidad y el respeto originarios ha madurado lentamente en la historia pero al final prevaleció".

   Además, el Pontífice ha asegurado que la Iglesia está "totalmente implicada en cada matrimonio cristiano: se edifica con sus logros y sufre sus fracasos" y ha invitado a "asumir seriamente la responsabilidad que se desprende de este vínculo indisoluble".

   Concretamente, ha recordado que la decisión de "casarse en el Señor" tiene también "una dimensión misionera" pues requiere que los esposos estén dispuestos a ser "transmisores de la bendición y de la gracia del Señor con todos".

   Al final de la audiencia, el Papa ha saludado a los peregrinos de lengua española, concretamente, a los grupos venidos de España, México, Argentina, Guatemala, Venezuela y otros países latinoamericanos y les ha invitado a pedir "para que el matrimonio y las familias sean un reflejo de la fuerza y de la ternura de Dios en la sociedad".