3 de enero de 2007

Papeleras.- El ministro uruguayo de Exteriores confía en que las manifestaciones no impidan la salida de barcos

BUENOS AIRES, 3 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ministro uruguayo de Relaciones Exteriores, Reinaldo Gargano, explicó hoy que confía en que el Gobierno argentino tomará las medidas pertinentes para que los ecologistas que se manifiestan contra las plantas de celulosa que se están construyendo en Uruguay no impidan la salida de barcos desde el puerto de Buenos Aires hacia el país vecino, cuando están comenzando las vacaciones de verano.

Vecinos de la ciudad argentina de Gualeguaychú decidieron anoche la celebración de protestas sorpresivas en el puerto de Buenos Aires para impedir la salida de barcos de la empresa Buquebús, que tienen varios servicios diarios entre los dos países.

Los manifestantes quieran protestar de esa forma contra la instalación de la planta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia en la ciudad urguaya de Fray Bentos, frente a Gualeguaychú. El puente internacional que une las dos ciudades está cortado desde el pasado mes de noviembre.

"Confiamos en que el Gobierno argentino tomará las medidas para impedir este tipo de acciones", indicó hoy Gargano en declaraciones a la emisora uruguaya 'Carve', al referirse al intento de impedir la salida de los barcos de Buquebús.

El ministro señaló que el anuncio de ese tipo de medidas "genera indignación", y agregó que los ecologistas "buscan generar situación de temor e incertidumbre entre usuarios de determinados servicios", aunque aseguró que a pesar de los cortes "la corriente turística viene siendo importante".