12 de abril de 2016

Papeles de Panamá, Snowden y WikiLeaks: Similitudes y diferencias de las tres mayores filtraciones

Papeles de Panamá, Snowden y WikiLeaks: Similitudes y diferencias de las tres mayores filtraciones
NOTIMÉRICA

   MADRID, 12 Abr. (Notimérica) -

   El escándalo de los Papeles de Panamá ha sido una de las mayores filtraciones de la historia del periodismo, junto con la de Wikileaks en 2010 y las revelaciones que hizo el consultor estadounidense Edward Snowden sobre la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) en 2013.

   Sin embargo, en términos de volumen, los Papeles de Panamá superan considerablemente a las anteriores filtraciones, con 11,5 millones de documentos confidenciales frente al 1,7 millones de archivos que Snowden publicó.

   La realidad está mostrando que estos escándalos cada vez implican más información y que además de involucrar a importantes personalidades, como líderes mundiales, han llegado a afectar a actores o intelectuales de los que nunca se hubiera sospechado que estuvieran relacionados con empresas de dudosas procedencias.

   Los avances de la tecnología han permitido que una sola persona maneje una cantidad enorme de información y los discos giratorios y las unidades USB han hecho que almacenar grandes cantidades de datos sea mucho más fácil, lo que genera cierta inseguridad sobre todo a compañías que trabajan con datos e información confidencial.

   SIMILITUDES

   El editor del diario alemán, 'Sueddeutsche Zeitung', el primero en informar sobre los Papeles de Panamá, afirmó en una entrevista que no sabía exactamente de dónde obtuvo la información la fuente de su equipo, pero, a pesar de ello, defendió su decisión de publicar la historia por el interés público.

   Este podría ser el factor principal al que responden las tres mayores filtraciones de la historia, pues dejando de lado los intereses personales que las fuentes pudieran haber tenido para publicar dicha información, en todas ellas parece haber importado más el interés público.

   El fundador de Wikileaks, Julian Assange, decidió divulgar en 2010, prácticamente sin filtro, los más de 90.000 documentos militares sobre la guerra de Afganistán, que obtuvo de su fuente. Por su parte Snowden, decidió trabajar con un único periodista, para después distribuir las filtraciones de documentos clasificados como alto secreto, sobre varios programas de la NSA.

   Tanto la motivación de Snowden como la de la fuente anónima de Assange, podrían responder a muchas cuestiones: justicia, venganza, o algún otro tipo de interés por el cual podrían haber sido remunerados.

   Sin embargo, la realidad es que este tipo de filtraciones han ayudado a destapar tramas de corrupción de gran escala, como ha sido el caso de los Papeles de Panamá.

   Estas situaciones han reflejado que la presunción de confidencialidad, por la que muchas instituciones estaban protegidas es vulnerable y esto provoca cierta desconfianza, lo que hace que sean menos efectivas.

   DIFERENCIAS

   Sin embargo, a pesar de tener muchos aspectos en común, los tres escándalos se diferencian principalmente en el proceso de publicación de la información. Wikileaks publicó sin filtros y Snowden lo filtró a varios medios después de haber trabajado con un único periodista.

   En el caso de los Papeles de Panamá, más de 100 periodistas de diferentes medios han estado trabajando en ello durante un año. Según ha informado el coeditor jefe del diario alemán 'Sueddeutsche Zeitung', Wolfgang Krach, una fuente que se presentó con un nombre ficticio contactó con el periódico hace un año con una oferta de documentos internos cifrados del bufete panameño de abogados Mossack Fonseca.

   "No sabemos cómo esta fuente obtuvo la información. Mossack Fonseca dice que fueron hackeados, no sé si ese es el caso, no puedo confirmarlo", informó Krach en una entrevista telefónica con Reuters.

   No está claro si este último escándalo tendrá mayor impacto que los dos anteriores que cambiaron en gran medida la forma en la que otros países trabajaban con Estados Unidos, además de generar cambios en la seguridad de las comunicaciones internas del Gobierno.

   No obstante, los Papeles de Panamá sí han afectado a muchos líderes mundiales cuya popularidad ha bajado considerablemente. Además las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se han visto afectadas ya que el mandatario ruso ha acusado al Gobierno norteamericano de estar detrás de estar detrás de estas filtraciones que relacionan su entorno con empresas opacas.

Para leer más