6 de marzo de 2007

Paraguay.- El Gobierno paraguayo recibe ayuda internacional para combatir el dengue

ASUNCION, 6 Mar. (EP/AP) -

Expertos de Francia, Argentina, Brasil y Cuba han comenzado a cooperar con las autoridades sanitarias paraguayas a fin de controlar la epidemia de dengue que sólo en este año mató a 10 enfermos, anunciaron hoy fuentes oficiales. El país se encuentra en estado de "emergencia sanitaria" durante 60 días a partir del lunes 25 de febrero pasado.

"Especialistas de los países amigos nos ayudan en la lucha contra el mal que en estos momentos creemos está bajando de intensidad", dijo en conferencia de prensa el ministro de Salud Oscar Martínez.

Destacó la cooperación de médicos cubanos "porque hace un par de años atrás en su país tuvieron 300.000 casos y murieron unas 100 personas, entre ellas niños. Entonces, esa experiencia es muy importante para aplicarla aquí".

El funcionario informó de que "hoy tenemos la cifra oficial de 16.200 enfermos, de los cuales 48 están afectados por dengue hemorrágico y el resto dengue clásico. Algunos tienen una sintomatología inusual por lo que muestras de su sangre enviamos a EEUU y Argentina para su análisis".

Desireé Masi, presidenta de la Sociedad Paraguaya de Médicos, dijo a los periodistas que "la epidemia sigue avanzando. Creemos que la cantidad de enfermos es de más de 150.000 individuos porque los organismos internacionales de salud pública recomiendan multiplicar por 10 la cifra oficial", añadió.

Mientras, Aristides González, director de la oficina estatal Emergencia Nacional, pidió a través de los medios de comunicación "la colaboración de la población para limpiar su lugar de residencia, que elimine el agua estancada y retire la basura acumulada".

Julio Manzur, nuevo jefe del programa nacional de lucha contra las enfermedades tropicales, admitió que "la lucha contra el dengue, la malaria y la fiebre amarilla es compleja porque es un asunto regional porque los países como Paraguay, Argentina, Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá y otros tienen un clima con mucha lluvia y alta humedad". "La solución es educar a la población sobre hábitos sanos", apuntó.