6 de mayo de 2015

Niegan una junta médica para decidir sobre el aborto de una niña de 10 años embarazada de su padrastro

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   Un juez penal ha rechazado la petición de crear una junta médica para que decida sobre la conveniencia de que aborte una niña de 10 años embarazada de su padrastro, en lo que sería un caso excepcional porque la interrupción voluntaria de la gestación es delito en Paraguay.

   El juez penal de Garantía Miguel Tadeo Fernández ha rechazado la petición formulada por la defensa de la menor, argumentando que no le compete a él tomar dicha decisión, sino a un juez de la Niñez y Adolescencia, según ha informado 'ABC Color'.

   El caso salió a la luz el pasado 21 de abril, cuando la pequeña llegó acompañada de su madre al Hospital Materno Infantil de Trinidad de Asunción quejándose de un dolor estomacal. Sin embargo, los médicos detectaron que en realidad estaba embarazada de 21 semanas.

   La niña habría sido violada por la pareja de su madre, por lo que las autoridades paraguayas han dictado prisión provisional para la mujer y una orden de detención para el hombre, que se encuentra en paradero desconocido.

   Los medios de comunicación paraguayos han informado de que la madre habría dado a la Policía pistas falsas sobre el paradero de su pareja, en un supuesto afán por encubrirle. Si bien, en público ha pedido que "pague todo el daño causado".

   El caso ha resucitado el debate sobre el aborto en Paraguay, que solamente es legal cuando la vida de la gestante corre peligro. Las ONG sostienen se trata de un embarazo de "alto riesgo", por lo que han pedido al Gobierno que facilite un "aborto seguro".

   La menor, cuya identidad no ha trascendido a la prensa, permanece ingresada en un Hospital de Cruz Roja en Asunción a la espera de que las autoridades paraguayas decidan cuál será su futuro. El ministro de Salud, Antonio Barrios, ha dicho que está "en total desacuerdo" con que aborte, por lo que todo apunta a que irá a un centro para madres jóvenes.