14 de junio de 2015

Las pasarelas de cristal más alucinantes del mundo

  • Las pasarelas de cristal más alucinantes del mundo
WIKIMEDIA COMMONS

   MADRID, 14 Jun. (Notimérica) -

   Unos 400 metros de largo y unos 300 de altura. Son las medidas de la nueva pasarela que une en China los dos acantilados del parque nacional de Zhangjiajie, en la provincia de Hunan. Hasta aquí, podría parecer una importante obra de ingeniería, pero si a eso le sumamos que la base de la plataforma es de cristal, estamos ante un espectáculo arquitectónico no apto para personas con vértigo.

   Esta plataforma transparente diseñada por el israelí Haim Dotan, que se abrirá en julio para los visitantes, batirá el récord del puente con fondo de vidrio más largo y alto del mundo y tardará en recorrerse unos siete minutos. Con seis metros de ancho, tendrá una capacidad para soportar a 800 personas a la vez.

 

   Quizá esta nueva pasarela sea la más alucinante, pero alrededor del mundo hay otras muchas que merecería la pena recorrer.

   GRAND CANYON SKYWALK (Colorado, EEUU).

   Situada en el Parque Nacional del Gran Cañón de Estados Unidos, se encuentra a 218 metros sobre la tierra y tiene 20 metros de longitud.

   

   YUANDUAN (China)

   Es el mirador de cristal más grande del mundo, situado a 700 metros de altura y con una longitud de 26.86 metros. Para pasear por ella tendrás que viajar al parque nacional geológico Longgand, en el municipio de Chongqing, al suroeste de China.

   GLASS FLOOR DE LA CN TOWER (Toronto, Canadá)

   Tan solo 6 centímetros de cristal separan a los visitantes del vacío en esta impresionante pasarela situada en la planta número 113 de la CN Tower en Toronto, Canadá.

   

   TORRE DE LONDRES (Reino Unido)

   Europa también se ha sumado a la moda de incorporar pasarelas de cristal. En concreto, en la famosa Torre de Londres se instaló una que une a 42 metros del suelo ambas partes del monumento. Pese a las expectativas que había depositadas en su inauguración a finales del pasado año, tan solo unas semanas después el vidrio se resquebrajó como consecuencia de un golpe con una botella de cerveza, aunque en ningún momento los turistas sufrieron riesgos.