4 de mayo de 2016

Pedro de Córdoba, el misionero que luchó por los derechos de los nativos americanos

Pedro de Córdoba, el misionero que luchó por los derechos de los nativos americanos
WIKIPEDIA

MADRID, 4 May. (Notimérica) -

Este miércoles 4 de mayo se cumplen 491 años de la muerte de Pedro de Córdoba, un religioso español y uno de los primeros evangelizadores de América, que falleció de tuberculosis en Santo Domingo, Republica Dominicana, en 1521.

El misionero y fraile dominico, procedente de la ciudad de Córdoba, fue uno de los grandes defensores de los nativos americanos y, siendo el primer inquisidor de América, denunció, junto a su comunidad, el mal trato dado a los indios por parte de los españoles durante los primeros años de la colonización.

Fray Pedro de Córdoba, que llegó a Santo Domingo, en la isla de La Española, para construir la primera comunidad y convento de la Orden Dominica en América, consideraba que no se podía evangelizar y educar a una sociedad permitiendo un régimen de desigualdades e injusticias.

Ante esto, el religioso preparó y firmó un Sermón, llamado de Adviento, que defendía a los nativos americanos frente a los abusos que se estaban cometiendo en el sistema de encomiendas, llegando a esclavizar a los encomendados y saltándose las obligaciones que dicho sistema imponía a los colonizadores.

La denuncia caló y molestó a la sociedad colonial, que basaba sus riquezas en la explotación y en la esclavitud de los indígenas. El Virrey Diego Colón, hijo del gobernador general de las Indias Occidentales al servicio de la Corona de Castilla, Cristobal Colón, se dirigió a hablar con fray Pedro de Córdoba para que pronunciase un nuevo discurso que apaciguara los ánimos de los españoles.

Sin embargo, este segundo sermón, también preparado por toda la comunidad y emitido por fray Antonio de Montesinos, fue mucho más contundente con la defensa de los nativos y concluía con la amenaza de no absolver a nadie que tuviera indios encomendados en condiciones infrahumanas.

A partir de entonces se llevaron a cabo varias enmiendas que defendían los derechos de los indígenas. Entre ellas se estableció una mayor protección a las mujeres y los niños nativos.

Sin embargo, en la práctica estas leyes no fueron acatadas en su totalidad por los encomenderos y las autoridades, y fueron modificadas para promover nuevas maneras de proteger a los indígenas bajo el lema 'El amor de muchos es el mío'.

Fray Pedro de Córdoba también realizó labor misionera en Cuba y Venezuela, construyendo casas, monasterios y escuelas, e intentó, junto con otros religiosos, llevar a cabo una evangelización pacífica de las comunidades indígenas.