31 de agosto de 2009

Peligroso huracán Jimena se dirige a Baja California

Por Susy Buchanan

LOS CABOS, México (Reuters/EP) - El huracán Jimena, una peligrosa tormenta de categoría 4 ubicada frente a las costa mexicana del Pacífico, amenazaba con barrer el martes balnearios en la costa de la península de Baja California, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Jimena, un huracán pequeño pero poderoso que se intensificó rápidamente desde su formación el sábado, tenía vientos máximos sostenidos de 230 kilómetros por hora con rachas superiores.

El Gobierno mexicano emitió una alerta de huracán para la zona sur de Baja California.

Los huracanes de categoría 4 en la escala de intensidad Saffir-Simpson de cinco niveles son "extremandamente peligrosos" y pueden causar daños devastadores si tocan tierra.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) dijo que los habitantes de la zona central de la península de Baja California y la parte occidental de México debían prestar atención al desarrollo de Jimena, pues más alertas podían ser emitidas el lunes.

Jimena está todavía lejos de la costa, pero ganaría fuerza y podría barrer el martes con el balneario de Los Cabos, donde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) planea una reunión para discutir sobre paraísos fiscales.

La OCDE señaló que la reunión se llevará a cabo a pesar de la amenaza del huracán, descartando temores de que fuera cancelada.

"Con la mayoría de las delegaciones en Los Cabos, se prevé que la reunión se lleve a cabo a pesar de la amenaza de tormentas extremas debido al huracán Jimena", dijo la OCDE en un comunicado desde París, sede del organismo.

A diferencia del domingo, que fue un día soleado con el cielo azul y una ligera brisa, el sur de Baja California ya estaba nublado el lunes.

Estadounidenses residentes en Los Cabos se aprovisionaron de alimentos y agua, además de llenar los depósitos de gasolina de sus automóviles y generadores. Algunos turistas dijeron que iban a acortar sus vacaciones.

A las 1200 GMT, Jimena estaba situado a unos 595 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas.

La tormenta se desplazaba hacia el noroeste, en paralelo con la costa, a 13 kilómetros por hora, con vientos huracanados que se extendían unos 45 kilómetros de su centro.

México no tiene instalaciones petroleras en el Pacífico y por el momento los puertos permanecían abiertos.