27 de junio de 2016

Permisos de maternidad en Iberoamérica

Permisos de maternidad en Iberoamérica
STRINGER . / REUTERS

Por María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil.

   MADRID, 27 Jun. (Notimérica) -

   La situación de la madre trabajadora es una de las preocupaciones crecientes en lo relativo a la mayor y mejor inserción de la mujer en el mercado laboral. En muchas sociedades, ser madre es un obstáculo para acceder a un empleo o para mantenerlo.

   Al mismo tiempo, la preocupación por la natalidad hace que se quiera promover que las mujeres con empleo y que quieran tener hijos no renuncien a ser madres por conservar u obtener trabajo.

   Para conciliar ambos intereses, la baja por maternidad es una poderosa herramienta. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera que hay 830 millones de mujeres trabajadoras en el mundo. Muchas de ellas carecen de una adecuada protección de la maternidad.

   La OIT establece una licencia obligatoria por maternidad de seis semanas a partir del parto, salvo que por ley nacional o acuerdo entre los agentes laborales y sociales se acuerde otra duración.

   Por regiones mundiales, el promedio más alto de duraciones obligatorias de la licencia de maternidad se registra en Europa Oriental y Asia Central, con casi 27 semanas, así como en las denominadas Economías Desarrolladas (21 semanas). La media regional más baja aparece en Oriente Medio (9,2 semanas).

   En Iberoamérica, la política es desigual. En general, la región está lejos de otros en los que la protección y la duración de la baja maternal es mayor y algunas naciones están entre los que tienen duraciones más breves en todo el mundo.

   No obstante, algunos países iberoamericanos están modificando sus legislaciones para aumentar la baja maternal y así procurar una mejor protección a las madres trabajadoras. Es el caso de Perú, que el año pasado incrementó a catorce semanas la duración de la baja por maternidad.

   El país que presenta una menor duración de la baja por maternidad en la región de Latinoamérica y el Caribe es Puerto Rico, con tan solo ocho semanas (56 días) tras el parto, exactamente igual que los Estados Unidos de Norteamérica, país del que Puerto Rico es estado libre asociado.

   Estados como México, Paraguay, Ecuador, El Salvador, Uruguay, Honduras y Nicaragua, contemplan una baja por maternidad de 12 semanas (84 días) de duración tras que la mujer dé a luz.

   Un escalón por encima están Bolivia y Argentina, que conceden a esta licencia maternal 90 días de duración.

   Tras la modificación señalada, Perú asigna 14 semanas (98 días) de duración a la baja maternal, la misma que se contempla en Colombia.

   Entretanto, en el caso de Costa Rica y Brasil esta es de 120 días.

   En el siguiente peldaño encontramos a Chile y Cuba, que presentan una duración de 156 días, según la OIT.

   Finalmente, la ley de Venezuela reconoce 26 semanas (182 días) de baja por maternidad tras el parto.

   Otro de los aspectos de protección de la maternidad es contemplar la imposibilidad de ser despedidas tras el parto. En Chile esta imposibilidad se alarga un año tras el parto, mientras que en Argentina dura siete meses y medio. En Brasil la duración de esta protección alcanza los seis meses, mientras que en Colombia y Perú es de tres meses. Países como México no contemplan este tipo de protección una vez acabada la baja por maternidad.

   También influye durante cuánto tiempo de la baja maternal se reconoce a la madre el derecho a percibir el salario completo de su sueldo. Venezuela, Chile, Cuba, Brasil, Costa Rica y Colombia, reconocen el 100 por cien del salario durante toda la duración de la baja maternal.

   Para más información.