13 de febrero de 2016

Personas mayores e indígenas asistirán a la misa del Papa en la Basílica de Guadalupe

Personas mayores e indígenas asistirán a la misa del Papa en la Basílica de Guadalupe
EDGARD GARRIDO / REUTERS

CIUDAD DE MÉXICO, 13 Feb. (Notimérica) -

En la misa de la Basílica de Guadalupe, programada para esta tarde y que comenzará en unas horas, el Papa Francisco tendrá como invitados a ancianos, discapacitados e indígenas.

Esta misa será uno de los momentos clave de la visita del Papa en México, ya que será la primera misa de su viaje oficial así como una de la más multitudinaria.

Considerado como uno de los lugares de culto más importantes de la capital mexicana, la Basílica de Guadalupe abrirá sus puertas este sábado a cerca de 37.000 visitantes, entre los que se incluyen también ancianos, discapacitados e indígenas, para asistir a la misa del Papa Francisco.

Para trasladar a los enfermos se han dispuesto varios autobuses que los recogerán en 30 parroquias para llevarlos de manera oportuna al Tepeyac, de tal forma que no tengan que esperar mucho tiempo antes de la misa.

El Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame) ha dado a conocer que la distribución de los boletos para la misa se realizó en tiempo y forma, según autoridades del santuario del Tepeyac, quienes buscaron que el reparto fuera lo más plural y representativo.

Detalló que para la Arquidiócesis de México se asignaron más de 12.000 boletos, los cuales fueron repartidos entre las ocho vicarías territoriales que, a su vez, se encargaron de repartirlos en todas las parroquias de la Ciudad de México.

Los casi 400 colaboradores de la Basílica de Guadalupe, que en otras visitas papales habían quedado fuera del recinto, por primera vez estarán presentes en la celebración Eucaristíca.

Lo mismo ocurrirá con los 70 integrantes del Coro de Infantes, quienes serán los responsables de acompañar la celebración religiosa con sus voces.

También se espera la asistencia de miembros de algunas archicofradías y movimientos laicales, además de invitados de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

De igual forma, al encuentro con el pontífice asistirá un importante número de religiosas y religiosos, sacerdotes que ayudarán en la distribución de la comunión, y algunos sacerdotes de la Arquidiócesis de México y de otras iglesias locales.

El Siame añadió que además se consideraron los espacios para representantes de los gobiernos federal y local, así como Presidencia de la República, prensa y visitantes especiales.

Para leer más