17 de agosto de 2007

Perú.- 'Amigos de Pisco' afirma que el 80% de la ciudad peruana está "destruida" lo que dificulta el acceso de ayuda

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de la 'Asociación Sociocultural Amigos de Pisco', Jesús Mejía, denunció hoy la devastadora situación en la que ha quedado la ciudad peruana tras el terremoto que sacudió el país andino el pasado miércoles, ya que "el 80 por ciento" de la localidad "ha quedado destruida", lo que provoca un colapso en los accesos que "obstaculiza" la llegada de la ayuda humanitaria a la zona.

En declaraciones a Europa Press, destacó la preocupación de la comunidad pisqueña en España ya que muchos tienen "familiares y amigos desaparecidos o viviendas derruidas". "Las imágenes lo dicen todo", incidió.

Además, Mejía no ocultó su temor ante las repercusiones económicas que pueda tener esta catástrofe en Pisco ya que la parte histórica de la localidad, principal atractivo turístico de la zona, ha quedado "totalmente destruida".

En este sentido, recordó que el epicentro del terremoto ha tenido lugar en una zona costera cuyo principal sustento es el turismo, aunque confió en que la afluencia de visitantes no se paralice tras el terremoto.

INCERTIDUMBRE EN LA COMUNIDAD PERUANA EN ESPAÑA

Por otra parte, destacó que la comunidad peruana residente en Madrid vive momentos de "tristeza" y, sobre todo, de "impotencia" porque no sabe donde dirigirse para informarse y enviar ayuda al país andino. Sin embargo, esperó que tanto el Consulado como la Embajada en España proporcionen "un lugar de acogida" a todos los que quieran realizar cualquier tipo de donación y habiliten un número de cuenta para aportaciones solidarias.

Según resaltó Mejía, en este momento las "necesidades prioritarias" de los afectados por el seísmo son básicamente "de alimentación, ropa y mantas" ya que el sistema de aguas "estaba ya por llegar".

Respecto al desplazamiento de bomberos y unidades de rescate desde España, reconoció estar "un poco aliviado" por la rápida movilización de la sociedad y agradeció la rápida ayuda prestada.