20 de septiembre de 2007

Perú.- Bruselas destina una nueva ayuda de 6 millones de euros para las víctimas del terremoto de Perú

BRUSELAS, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea destinará una nueva ayuda humanitaria de 6 millones de euros para atender a las 200.000 personas más afectadas por el terremoto del 15 de agosto en Perú, dando prioridad a las víctimas que se han quedado sin hogar. Estos fondos se suman a los 2 millones de euros desbloqueados por Bruselas inmediatamente después de la catástrofe.

El Ejecutivo comunitario destacó que, un mes después del desastre, las consecuencias del terremoto "han superado con creces lo que se calculó inicialmente" y que "las personas afectadas aún dependen enteramente de la ayuda humanitaria para su supervivencia".

"Puede que ya no veamos las imágenes en nuestros televisores, pero hay todavía más de 250.000 personas que han perdido sus pertenencias y sus casas y que permanecen desplazadas, sin un alojamiento apropiado, o que están reinstaladas en refugios temporales con un acceso limitado a las instalaciones básicas de agua y saneamiento. Y necesitan nuestra ayuda*, dijo el comisario responsable de Ayuda Humanitaria, Louis Michel.

La oficina humanitaria de la Comisión, ECHO , envió expertos sobre el terreno a partir del día siguiente al del seísmo para evaluar la situación, y sus informes "siguen siendo preocupantes", informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Los principales receptores de la ayuda de 6 millones de euros serán los habitantes de las provincias de Ica, Chincha y Pisco, donde se concentró el impacto de la catástrofe. Las regiones de Huancavelica, Ayacucho y Lima también se beneficiarán de los fondos, que se concentrarán particularmente en la zona andina y en los habitantes de las áreas rurales y suburbanas.

La Comisión explicó que las necesidades más apremiantes son los sectores del alojamiento, el agua y el saneamiento y los alimentos. Además, también se apoyarán actuaciones para subsanar las deficiencias existentes en los sectores de la coordinación, la protección y la preparación ante las catástrofes.

El 15 de agosto de 2007 se produjo un terremoto de intensidad 8,0 en la escala de Richter en el departamento de Ica en Perú meridional. Las ciudades más afectadas, Ica, Chincha y Pisco, están situadas en la costa peruana a 150 km al sur de la capital, Lima.

La primera decisión rápida de *máxima emergencia* por 2 millones de euros fue puesta en marcha por ECHO para operaciones de ayuda de emergencia ejecutadas por sus socios. Las necesidades iniciales cubiertas incluyeron refugios temporales, equipos médicos de ayuda, alimentos e higiene y el establecimiento de instalaciones de telecomunicaciones de emergencia.