23 de agosto de 2007

Perú.- Cáritas Perú instala en Pisco una panificadora y distribuye en una semana 50.000 piezas de pan a los damnificados

MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

La organización católica Cáritas Perú anunció hoy la instalación de una panificadora, que, en la última semana, ha distribuido más de 50.000 panes en la ciudad de Pisco, una de las regiones más afectadas por el terremoto que asoló Perú el pasado 15 de agosto.

Así, los damnificados que están acogidos temporalmente en los asentamientos de Casa Blanca y Pachinga y en los distritos urbanos de Molinos y San Miguel, reciben diariamente esta ayuda, según informó Cáritas en un comunicado.

"Este reparto de pan ha sido posible gracias a la colaboración solidaria ofrecida a Cáritas Perú por una empresa panificadora local y diversos donantes e instituciones privadas, que ha permitido instalar un horno de pan en el Instituto Superior Teológico Público de Pisco, que se mantiene en pie a pesar del terremoto", explicaron.

Asimismo, está previsto que hoy jueves la compañía aérea Lan Perú entregue en Pisco de otras 50 toneladas de agua y 2.500 mantas para los damnificados aportadas por Cáritas Perú.

Dentro de la operación de respuesta a esta emergencia, Cáritas fletó en la mañana de ayer, miércoles 22 de agosto, un convoy con 29 toneladas de alimentos, agua, mantas y ropa de abrigo con rumbo a Chincha, donde los miembros de los equipos de emergencia se encargan de su distribución. Hasta la fecha, Cáritas ha repartido a las víctimas del terremoto un total de 279 toneladas de ayuda de primera necesidad.

Por último, Cáritas Española aclaró en el comunicado que la organización no admite donaciones en especie. "Las razones de esta decisión, que rige desde hace años los criterios de trabajo humanitario de nuestra institución, obedecen a los enormes costes económicos que la clasificación y el envío a los damnificados de esos productos suponen para Cáritas", indicó.

"Nuestra propia experiencia nos confirma que resulta mucho más económico, rápido y eficaz adquirir la ayuda a las víctimas de cualquier emergencia en la propia región afectada, y dejar en estos casos en manos de las Cáritas locales la decisión sobre el tipo de productos más urgentes y adecuados a las necesidades reales de la población damnificada", reiteró.

Así, en España, Cáritas canaliza la ayuda de los ciudadanos y empresas españolas a trevés de varias cuentas bancarias --Banesto, 0030-1550-33-0000374271;BBVA, 0182-5906-80-0202012018; La Caixa, 2100-2208-36-0200206652; Caja Madrid, 2038-1028-18-6000940788; Popular, 0075-0001-81-0606722239; Santander, 0049-1892-65-2010212035--, así como el teléfono 902 33 99 99, desde el que también se pueden hacer donaciones.