5 de septiembre de 2007

Perú.- Eroski y Unicef ponen en marcha una campaña para recaudar fondos y destinarlos a la reconstrucciónd de escuelas

MURCIA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El grupo Eroski y Unicef, que promueven desde hace siete años la campaña '25 para 2015', una iniciativa a favor de la educación de las niñas en países en vías de desarrollo, la han puesto de nuevo en marcha este año, aunque centrándola en el objetivo de colaborar en la reconstrucción de escuelas que quedaron derruidas como consecuencia del terremoto de Perú, para lo que recaudarán fondos.

Así, esta campaña, que finalizará el día 30, consistirá en la venta en todas las tiendas de Eroski de reglas-calendario escolares al precio de un euro y una vez finalizada esta iniciativa, la cantidad recaudada se entregará íntegramente a Unicef.

Según informan Eroski y Unicef en un comunicado de prensa, la normalización de la situación es crucial para la salud psicológica de los niños, por lo que las escuelas juegan un papel importante.

Con el objetivo de hacer llegar esta iniciativa al máximo número de consumidores, Eroski, de la mano de Unicef, difundirá toda la información sobre la campaña en la revista 'Idea Sana Eroski' y en la página web 'www.ideasana.com'.

Igualmente, el grupo Eroski colabora a través de otras entidades para mejorar la situación tras el terremoto. En este sentido, los trabajadores voluntarios del centro, participantes en el programa de Voluntariado Corporativo Solidario, han lanzando una iniciativa con el objetivo de recaudar fondos entre los trabajadores de la empresa y comprar, así, medicinas destinadas a la zona afectada por el seísmo.

En cuanto a la campaña '25 para 2015', forma parte del programa de Acción Social de Eroski encaminado al desarrollo sostenible y a la erradicación de la pobreza.

Eroski se compromete con los Principios del Pacto Mundial en el respeto y defensa de los derechos humanos y del medio ambiente, y con los Objetivos del Milenio para el 2015 en su intención de construir el bienestar social y la erradicación de la pobreza.